El acto de escribir

El acto de escribir es una osadía. Quienes se lanzan a expresar sus ideas por escrito se exponen a la crítica y al asedio de quienes contemplan la vida sin comprometerse con una idea pública. En más de una ocasión alguien me ha dicho: "Pero esa idea yo también la he pensado"..., si digo, pero, el que la escribí soy yo... y eso hace la diferencia.

Alguna vez fui muy temeroso de lo que pudiesen pensar de lo que escribía. Hoy temo no escribir lo que pienso y verme impedido por la autocensura o por algún instrumento real o ficticio que me impida expresarme.

Seguirán algunos creyendo que pueden decir mejor algunas cosas, pero, no me preocupa. He hecho mío el dicho de Miguel de Cervantes del Quijote: "No se tiran piedras sobre árboles sin fruto".

Siempre hay lugar para nuevos escritos, porque los seres humanos somos tan complejos que nunca se acabarán las sorpresas. Siempre habrá alguien capaz de expresar lo que otro no ha podido, y eso será así aunque a algunos pueda no agradarle.

Escribir y publicar es un acto sólo para valientes, los demás, por favor, absténganse.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son importantes, opina por favor