Te maltrato... en nombre de Dios

Desde siempre, la religión puede ser la excusa perfecta para perpetrar las más horripilantes acciones. Vivo a pocos kilómetros de un monumento a la soberbia y la vesanía, el Museo de La Inquisición, en Lima, Perú. Lo he visitado en un par de ocasiones, como guía turístico, acompañando a amigos que desean conocerlo. Sin embargo, cada vez que observo sus dependencias y los horrores que allí ocurrían a nombre de la religión, no sólo me da repugnancia, sino que siento una profunda tristeza, porque se tomaba el nombre de Jesús y de Dios en vano, con el fin de justificar dichas atrocidades.



Ayer leí conmocionado las estadísticas de horror de la investigación que durante 10 años se hizo en Irlanda para buscar evidencias de las denuncias de miles de niños que habían pasado por horfanatos e instituciones católicas donde fueron abusados física, psicológica y sexualmente por religiosos y empleados que debían cuidarlos y protegerlos. Lo que me ha producido mayor desazón fue saber que dichas prácticas eran conocidas por la curia eclesiástica que se limitó simplemente a esconder el asunto.

Nos alarmamos cuando escuchamos de musulmanes terroristas o de otros religiosos que utilizando la religión como excusa, llevan a cabo acciones terribles. Pero, ¿qué hay de los cristianos que amparándose en la religión realizan estas prácticas que resultan por lo menos escalofriantes?

Conozco varones que golpean física y psicológicamente a sus hijos y esposas, y luego están en la iglesia el fin de semana cantando himnos y alabanzas a Dios y actuando con pia santidad. Veo a alumnos que no dudan en hacer trampas en exámenes, plagiar trabajos ajenos y robar información, sin embargo, luego están tranquilamente con una cara de corderos dando gloria a Dios.

¿Cómo actuar con religiosos que maltratan a sus subordinados? ¿Qué hacer frente a la barbarie de personas que dicen ser cristianos pero que llevan una vida doble de violencia, robo, hipocrecía y maldad?

No me causa tanta molestia, tristeza y desazón el comportamiento de quienes no siendo creyentes actúan como bárbaros. Me produce una profunda nostalgia deprimente el saber de personas que se dicen cristianas pero cuyas vidas particulares no reflejan en absoluto lo que dicen ser en sus palabras. A esos es a quienes Jesús llamó: "Sepulcros blanqueados". Puros e inocentes por fuera, pero con acciones absolutamente podridas en la oscuridad de la impunidad y la aparente privacidad.

Lo que enseña el caso de Irlanda, es que tarde o temprano, todo sale a la luz, y deja en evidencia el olor nausebundo de las malas acciones de quienes son peor que aquellos que no conocen a Cristo.

5 comentarios:

  1. Y no somos todos ...pecadores???
    èse tipo de gente se aprobecha de su imagen (de cura , religioso, profesor ,director de colegios,feligreces(maridos , padres y madres tambien golpeadores ),pastores y tantos otros , para sentirce superior a otro y poder dominar al mas debil ,como usted dice ...utilizan la religion o a Dios para ocultar su propios desordenes mentales . Un gran problema es que uno como ser humano comun y corriente le da a estos personajes el poder de creer ser superior a uno!!!!

    ResponderEliminar
  2. eso es verdad, Dios nos ayude a dirigir su iglesia y ser de verdad cristianos como lo fue Cristo Jesus

    ResponderEliminar
  3. conoci ese museo mientras estuve en Peru! es super deprimente lo q sucedio en esos tiempos y sobre todo como dice, lo hacian en el nombre de Dios o de sus religiones.
    me acuerdo vi una pelicula, donde uno joven estaba en la carcel y al dia siguiente iba a ser fucilado, entonces tuvo la visita del padre (sacerdote) y el le dijo padre perdon, estoy arrepentido de mis pecados, ruegue a Dios q me perdone. lo q el padre le contesto fue, es muy tarde hijo! y el replico, q debo hacer para ser perdonado? y padre constesto: tienes q hacer miles de plegarias y ruegos y rezos y la lista seguia y seguia y seguia, lo ultimo q el padre le dijo, no tienes tiempo para hacer todo eso. en otras palabras murio el joven con la conciencia de q nunca fue perdonado por Dios, y q no habria esperanza para el en lo absoluto. imaginense cuanto hay ahi afuera muriendo sin esperanza porque no "tuvieron tiempo" suficiente para hacer los miles de ave maria etc para recibir el perdon de sus pecados.
    Dios ya murio por todos nosotros y su gracias resposa sobre nosotros. esta en creer q ya somos salvos por su sangre derramada en la cruz. y porque el resucito y vendra pronto a buscarnos y llevarnos al cielo.

    ResponderEliminar
  4. Recomiendo (aunq no lo leí todavía), "Intoxicados por la fe" de Bernardo Stamateas

    ResponderEliminar
  5. "Enséñame a hacer tu voluntad, porque tu eres mi Dios, tu Espíritu bueno me guíe a tierra de rectitud. Salmo 143:10 Señor, no permitas que me quede donde estoy. Ayúdame a llegar a donde tú esperas que llegue.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor