El decálogo en términos positivos

Siempre me ha llamado la atención la tendencia a la negatividad que se expresa en algunos párrafos de la Escritura, especialmente en el Antiguo Testamento. Es posible que la religión de intolerancia que se vivía en el Antiguo Cercano Oriente en ese momento, y que aún se vive en la actualidad, los hiciera respirar negatividad, antes que positividad. La ley del ojo por ojo y diente por diente los había hecho confundir las cosas y observar con una mirada fría, legalista y llena de crueldad a todo aquel que de algún modo fallara.

He pensado: ¿Qué tal si entendemos el decálogo en términos positivos? Si en vez de los “no” que impregnan los diez mandamientos, empezáramos a mirar los principios positivos que hay detrás de ellos y que posiblemente no hemos entendido con claridad, precisamente por su insistencia en la negatividad. Jugando con las palabras para dejar el sentido primario de lo que allí dice esto es lo que resulta, a ver si eso nos hace ver la realidad con otros ojos, unos tal vez menos intolerantes y más apegados a la mirada de amor de un Dios que está lleno de benignidad.



1. Pon a Dios en primer lugar en tu vida. 

2. Relaciónate con Dios sin imágenes porque Dios habita en ti sin necesidad de medios que te alejen de su verdadera esencia. 


3. Pronuncia el nombre de Dios con el respeto que merece el saber que él gobierna todo, y desea ser Señor de tu vida, no sólo una cábala para que repitas sin pensar. 

4. Una vez a la semana, cesa de lo que haces cotidianamente y dedícate a descansar en el Dios que te redime. Que él sea tu descanso y paz. 

5. Dale a tus padres el lugar que corresponde en tu vida, para que tu vida tenga sentido y finalmente sea próspera. 

6. Respeta la vida de todo ser humano. 

7. Se fiel. 

8. Respeta los bienes ajenos. 

9. Di la verdad. 

10. Aprende a vivir feliz con lo que tienes.


© Dr. Miguel Ángel Núñez. Prohibida su reproducción parcial o completa sin la autorización expresa del autor.

13 comentarios:

  1. Gracias por este bello mensaje de amor, que nuestro buen Dios continue bendiciendo su ministerio =).

    ResponderEliminar
  2. Excelente! me gustan estos 10 mandamientos

    ResponderEliminar
  3. Ana María Mendoza20 de octubre de 2010, 5:09

    q bueno reflexionar en los mandamientos de este punto de vista.....pensar q los q amamos a Dios y decimos conocerle deberiamos......ser muy mucho mas positivos en todo el sentido de la palabra......

    ResponderEliminar
  4. Magnifico enfoque positivo y asi es como deberàmos ver siempre los buenos mandamientos de nuestro Creador.Bendiciones...

    ResponderEliminar
  5. ¡Muy Buena la perspectiva! Un buen referente para explicar a los que quieren escuchar o leer la palabra de Dios.

    ResponderEliminar
  6. Neda Pomé Cárdenas20 de octubre de 2010, 5:10

    Yo creo que Dios esta de acuerdo con eso!!! dar a cada quién el reconocimento debido, estoy de acuerdo!!!!

    ResponderEliminar
  7. Dr. Nuñez
    Gracias por haber aceptado la invitación de predicar en la semana de oración en la Universidad Linda Vista. Sin duda es una bendición en este lugar. Porque durante esa semana, muchos de mis preguntas fueron contestadas. Estoy leyendo todos sus artículos y me parecen muy buenos, para cambiar algunas cosas de nuestras vidas, si no es que todas…. Que Dios le siga dando sabiduría.

    ResponderEliminar
  8. Si de esa forma lo hubiera aprendido desde mi niñez creo que a ninguno de ellos le hubiera faltado.
    Pero gracias a que Dios nos perdona por nuestros errores, seguimos adelante en la lucha por vencer el pecado.
    Gracias pastor por sus escritos.
    Dios le Bendiga.

    ResponderEliminar
  9. Es uan manera sencilla pero muy profunda , con un gran Proposito.
    Gracias Pastor por tan buenos comentarios.

    ResponderEliminar
  10. La intencion es muy buena, pero creo que hay algunas cosas claves que estan pasadas por alto, como por ejemplo en el primer mandamiento yo diria: Ten a Dios como tu Unico Dios en tu vida. En el cuarto mandamiento yo haria enfasis en un dia especifico que Dios creo para santificarlo y guardarlo por lo que yo diria: El dia Sabado (que es el septimo dia de la semana y el unico que Dios separo y bendijo como dia especial) cesa de lo que haces cotidianamente y dedicate a descansar en el Dios que te redime. Que El sea tu descanso y paz.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Pastor por sus publicaciones! Son de gran bendicion! Lo extrañamos! y leemos todo lo que escribe! Saludos

    ResponderEliminar
  12. Al igual que Miriam...extraño sus artículos, pero se nota que está más ocupado, así que igual se agradece los que publica.
    Dios lo bendiga pastor, cariños a su esposa...

    ResponderEliminar
  13. Hermoso, a pesar que el decalogo tal como está , no es gravoso, pero mirado desde este punto de vista es mas facil de entender para los duros de cerviz..Muy acertado su punto de vista.
    Me encanta todo lo que escribe, aunque se ha alejado un poco, antes esperaba con ansias el articulo del dia...Hoy me apresuré a leerlo...Dios lo bendiga Hermano, y bendiga sus manos con las cuales escribe todo lo que el Creador le inspira. Gracias!!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor