Presunción de algunos “creadores” y “expertos”

Dr. Miguel Ángel Núñez

El arte es un campo minado de opiniones divergentes. Cuando leo algunas de las disputas que se observan en los foros de opinión no dejo de sorprenderme por la mezcla de vanidad, presunción y orgullo que prima en muchas de las opiniones.

La música es un arte, pero tiene dos actores principales, el creador y el que aprecia la creación. ¿Cuál es el factor más importante de esa ecuación? En realidad los dos y ninguno, porque se necesitan mutuamente.

Concedo que la música cristiana es para adoración, pero no deja de ser creación artística. Eso me trae a la memoria algunas de las frases que algunos “expertos” suelen esgrimir en relación a su arte.


Hace unos quince años, cuando era capellán de una universidad, solía escuchar en las reuniones a un “experto” que solía decirnos al resto:

―Es que ustedes no son músicos, no pueden entender ―Y ahí se quedaba condescendiente y poniéndonos en la cara sus “logros” musicales y “estudios” en ese sentido.

¿Qué deberíamos entender?

¿Que el profesional de la música está en mejores condiciones de entender que aquel que sólo escucha? Eso sería como decirle al creador del IPod que él tiene razón absoluta y que nosotros, los consumidores, somos un elemento nulo en la ecuación, un 0 a la izquierda sin valor en la sumatoria de los factores.

Adorantes y adorador

Esta discusión no es nueva, la escucho desde mis días de estudiante, cuando me atreví a formar un conjunto musical en el colegio, y tuve la osadía de cantar junto a un grupo de jóvenes inocentes e idealistas cantos del “pecaminoso” Heritage Singers, el otro día miré la foto de ese grupo donde hay profesionales en todas las áreas, varios doctorados y algunos en puestos importantes en la organización adventista… Por lo visto, ninguno de ellos “se contaminó” como uno de nuestros profesores nos advirtió con miedo en ese momento augurándonos las penas del infierno…

¿Por qué nos atrevemos a decir lo que Dios espera? ¿Quiénes somos para ponernos en el lugar de Dios? ¿Quiénes nos creemos para ir más allá de lo que la lógica nos permite? ¿Quiénes somos para hacer “eiségesis” de la Biblia, es decir, agregar lo que no se dice y hacer caso omiso a lo que sí dice? ¿Quién nos llamó como portavoces de condena de parte de Dios?

El otro día, en otro post, desafié a los “expertos” a señalarme una explicación del “pandero y danza” del Salmo 150, sintomáticamente nadie dijo nada, ni aun los más extremistas que suelen hablar de “instrumentos musicales de Dios” y aquellos que son del diablo, la misma discusión que se tuvo hace un siglo cuando se introdujo el piano a la iglesia… “ese vil instrumento que se usaba en cabarets y cines”.

La Biblia nos permite hablar sobre algunas cosas, que están claramente delimitadas, pero no de otras que entran exclusivamente en el campo de la especulación y los gustos personales, que son tan complejos como la vida misma. ¿Quién puede juzgar?

Jesús dijo:
No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes” (Mat 7:1-2).
No lo dice un pastor, ni un doctor en teología, lo dice Jesús. Si, ¡el mismo Cristo! El otro día leí este versículo en un foro que busca, supuestamente, “la verdadera adoración” y alguien replicó diciendo: “¡Claro que hay que juzgar! Si seremos jueces y reyes”. Diría como Esteban y Cristo: ¡Perdónalo Señor, que no sabe lo qué dice! Eso es tomar la Biblia fuera de contexto, no sólo textual sino, en este último caso, temporal.

Cuando Cristo emite esta declaración lo hace entendiendo que nadie, ningún humano, tiene el derecho divino de condenar a ninguna persona. Cuando juzgamos, nos convertimos en jueces de la conciencia y motivación de otras personas. ¿Quién nos ha dado ese derecho?

La invitación de Cristo es “no juzgues”, en otras palabras, no condenes. No tienes derecho a hacerlo. Dios ve motivos, no acciones. ¡Bendito Dios que el juez es Dios y no algunos de los que pululan en estos foros que dan una triste muestra de cristianismo y falta de bondad cristiana.

La nueva inquisición

El otro día entusiasmado le envié un enlace de Youtube a mi hija con un trío de varones que no conocía y cantando una hermosa melodía de alabanza. Ella me contestó: “¡Papy! Hace mucho tiempo que los conozco, te quedaste atrás…” No pretendo ser vanguardista, pero mi hija me recordó lo que hace mucho tiempo sé, también la música es cuestión de edades.

Mi hija (que es música, toca piano, compone y canta), aprecia un tipo de música, no siempre coincidimos en lo que escuchamos, pero no deja de ser mi hija, nunca me atrevería a juzgarla.

Mi hijo (que es músico, toca guitarra, saxo, bajo electrónico, y compone), aprecia un tipo de música diferente al de su hermana, y definitivamente, estamos muy lejos el uno del otro de la música que nos agrada a ambos, sin embargo, nunca lo juzgaría. No tengo derecho.

Mi yerno (que es músico, toca piano y es experto en electroacústica, y también es compositor), tiene un gusto muy bueno, sin embargo, no siempre coincido con él. Pero, es mi hijo, y nunca lo juzgaría.

Mi aspirante a nuera (que no es música, pero gusta de la música y suele cantar en coros), también tiene gustos muy definidos, lo supe muy bien disfrutando de su presencia en casa por tres meses. Pero, es alguien que aprecio y no la juzgaría porque no comparte mis gustos musicales.

Mi esposa, que estudió música y piano pero que no se considera música (aunque ha dirigido coros de niños por años y canta en cuanto grupo puede), tiene un gusto muy conservador para mis apreciaciones musicales, pero no tengo derecho a juzgar que ella es mejor o peor que yo en este sentido.

Yo, que también soy músico (toco guitarra, piano y compongo), disfruto de música que le agrada a algunos y no a otros. ¿Por qué debo ser juzgado porque siento que una música con percusión suena mejor que una sin ella?

Uno de mis sobrinos, un joven universitario que es cristiano honesto y cabal, compone y canta para un conjunto de Rap cristiano porque siente que es la única forma de llegar a un determinado grupo de gente, especialmente sus compañeros de universidad. ¿Quién soy yo para juzgarlo?

El espíritu inquisidor es aquel que se arroga a sí mismo el derecho de emitir la última palabra y juzga, condena y destruye a quién no piensa como él.

¿Qué pasaría hoy si algunos de los que buscan la “verdadera adoración” y otros en foros similares tuvieran el poder que tuvo Tomás de Torquemada en la España medieval? Tiemblo al pensar en la actitud que algunos de esos “santos” defensores de la “verdadera adoración” podrían tener con un poco de poder. Me da mucha tristeza al pensar en el ambiente que estarán generando en los lugares donde viven y “adoran”, convirtiéndose en jueces de sus hermanos. ¿Es ese el espíritu de Cristo?

Ha entrado en el cristianismo contemporáneo un afán de inquisición. Algunos creen estar en la verdad y no dudan en emitir los peores epítetos a quienes se atreven a poner en duda sus argumentos. Hace algunos días una de esas personas me escribió diciéndome “nosotros no estamos para juzgar, pero tenemos que llamar al pecado por su nombre…” No sé, tal vez mis facultades mentales con la edad están fallando, pero al leer sus opiniones lo único que veo es descalificación, juicio, exclusión y manipulación de información, es decir, subjetividad donde se permite un solo tono… el que él y sus acólitos emiten.

Aceptar las diferencias

Hace algún tiempo estuve en Andrews University, una de nuestras universidades señeras y observé algo que me llamó la atención profundamente. Un amigo, docente de la Universidad, me guió el día sábado por las diferentes “iglesias” del campus. Él tenía un interés especial para que un “sudaca” como yo entendiera que hay lugar para todos. La iglesia principal albergaba tres cultos distintos, uno tradicional, a la usanza antigua, para quienes aprecian este tipo de adoración. Luego había otro para familias, a medio camino entre lo tradicional y lo progresista. Finalmente, uno para jóvenes y gente adulta que aprecian la adoración contemporánea. Lo que vi fue convivencia, tolerancia, ganas de adorar respetando las diferencias personales.

Luego me llevó a otro edificio donde adoraban al “estilo africano”, jóvenes procedentes de África con mucha música vocal interpretada con ritmos muy diferentes a los que conocía, con mucha percusión y movimiento corporal. Luego fuimos a una iglesia de afroamericanos, con palmas, movimientos corporales, ritmo, canto congregacional como un inmenso coro donde todos participaban. Salí de allí lleno de energía contagiosa.

El tour continuó por una iglesia coreana, con melodías un tanto extrañas para mi que me costó entender que estaban interpretando un himno tradicional, con un ritmo y algunos instrumentos musicales que no conocía. El paseo terminó en la iglesia hispana, que tenía un estilo que debe ser de los años cincuenta, pero allí estaban, con cantos interpretados de una manera disonante para el mundo latino, pero, así entienden ellos que deben adorar y es respetable.

He dado semanas de oración en muchas universidades. En Venezuela me sorprendí al escuchar a los jóvenes cantar en el culto, apagados, sin aire caribeño, sin embargo, el último día me invitaron a una reunión al internado, y allí los jóvenes, con percusión y guitarras cantaban tan diferente que me costó entender que eran los mismos que participaban en los otros días. Cuando les expresé mi extrañeza una jovencita de ojos saltones y llena de alegría me dijo:

―Es que los más viejitos no les gusta nuestra música, así que nos permiten que cantemos así sólo en el internado porque no estamos en el templo.

Y allí afloró nuevamente otro tema, que nadie toca, que es la formalización de la adoración. ¿Tiene más valor la adoración en un templo que en otro recinto? Algo extraño sucede cuando pensamos así puesto que de esa forma de hecho anulamos la omnipresencia de Dios.

He estado entre indígenas de Perú, con comunidades rumanas, con grupos yugoslavos, con latinos de Sudamérica y con otros que viven en otras geografías, con anglos y germanos, con italianos y españoles… La única conclusión que tengo es que el adorador es un factor que no puede ser sacado de la ecuación. Convertirme en juez de la adoración de otro es un derecho que no tenemos.

No quisiera que este análisis terminara en la superficialidad que también observo, en que hay música “ligth” y otra no… Eso es absurdo, tanto como la distinción infantil entre “himnos” y “coritos”… (los grandes himnos de la Biblia, alguna vez fueron eso, “coritos”). Tampoco creo en ese absurdo de música “adventista” y música “evangélica” o “católica”. Cristo es uno solo y el cristianismo se vive desde diferentes perspectivas, eso no me convierte en ecumenista, como algunos pensarán inmediatamente, sino en tolerante y querer cumplir el mandato de Cristo de no juzgar a otros, empezando por mis hermanos que también adoran a Cristo, pero pertenecen a otra denominación.

Algunos tratan de “expertos” solo a quienes apoyan su posición y descalifican a quienes no opinan como ellos. Sin embargo, otros “expertos” estamos en la otra vereda, con otra voz, ni mejor ni peor, sólo diferente, y no somos dueños de la verdad, pero la buscamos intensamente.

El otro día alguien me escribió diciéndome de manera altanera:

―Es que nosotros estudiamos la Biblia y el espíritu de profecía.

Me sonreí y pensé para mí: ¿Qué hacemos los que enseñamos en facultades de teología? ¿Leer el Condorito? ¡Por favor! ¡Más análisis, al menos eso!

Sería feliz que esta discusión se terminase. Pero no va a suceder. El pensamiento recalcitrante nunca muere. Pero si al menos logro que algunos entiendan la necesidad de no juzgar, lo que escribo habrá valido la pena.

54 comentarios:

  1. Wao crees que realmente el rap cristiano le agrada a Dios? No has leido los texto de la sierva de Dios? La musica sera una trampa para la Iglesia en los ultimos tiempos, las personas no podran distinguir entre lo bueno y lo malo, su juicio quedara nublado. Yo no juzgo a nadie, pero Dios manda a que analizemos todo y nos quedemos con lo bueno. Creeme estudia los origenes del rap y veras quien lo creo. No podemos ser ni muy conservadores pero tampoco muy liberales. ??Rap cristiano??

    ResponderEliminar
  2. Qué lástima José que tengas falta de comprensión de lectura y sólo te quedes pegado en una frase sin analizar el fondo de lo que estoy planteando.

    ResponderEliminar
  3. Siento tristeza con el espíritu que algunos tienen al juzgar a otros, precisamente lo que el autor está tratando de enseñar. Gracias por el artículo, realmente me ayudó a entender que quienes juzgan de la manera despiadada que lo hacen, muestran con eso que no están guiados por el poder de Dios. Muchas gracias pastor, siga adelante.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rolando, esa es precisamente la palabra "despiadada", sin amor cristiano, sin preocupación por la salvación de otro, sólo preocupados de si "le gusta a Dios"... sin entender que lo que verdaderamente Dios desea es la salvación.

    ResponderEliminar
  5. De verdad refrescante su articulo. SEAMOS TOLERANTES, NO JUSTICIEROS

    ResponderEliminar
  6. Debo reconocer que, tal como Ud. lo dice, hay expertos que han pretendido presentar sus posiciones de manera dogmática y basados en su supuesto saber. Sin embargo, tengo la convicción de que aún el más lego en materia musical puede tener conocimientos suficientes basado en la Sagradas Escrituras como para estar en condiciones de seguir los requerimientos de Dios.
    Sin embargo, después de haber leído atentamente su artículo expongo varios puntos (de manera en extremo sintética) a tener en consideración:
    1.En la primera sección donde menciona que el arte “tiene dos actores principales”, es real en toda actividad de comunicación, sin embargo, en el plano de nuestra relación con Dios no se plantea de esa manera. Hebreos 13:21 nos dice que Dios hace en nosotros lo que es agradable delante de El. Y el Salmo 137:4 habla de las “canciones de Jehová”. Entonces, en la escritura Bíblica, estos dos actores se convierten en uno solo (el que origina las canciones y el destinatario), Dios, y el hombre entra en la ecuación solamente como un instrumento.
    2.Se menciona una fotografía en la cual se encuentran varios personajes ocupando diversos puestos en la Organización Adventista. Y a esto debo decir que pertenecer a la Organización Adventista de ninguna manera es sinónimo de salvación. O sino solamente consideremos las parábolas de los obreros malvados (Mateo 21: 33-41) o la del trigo y la cizaña (Mateo 13: 24-30). En éstas parábolas vemos claramente expresado que cuando Dios llama a alguno a formar parte de la iglesia, satanás también llama a otros para formar parte de la iglesia. Por lo tanto, siendo que hay personas de ambos bandos en las filas de la iglesia, nuestra principal preocupación debiera ser “estar inscritos en el libro de la vida” (Apocalipsis 21:27)
    3.En un párrafo pregunta “¿Por qué nos atrevemos a decir lo que Dios espera?”, pero, ¿no es eso precisamente lo que Dios nos ordena?. Apocalipsis 14: 6-12 es sumamente claro con respecto a la misión que se nos ha encomendado, y es precisamente la de decir que Dios espera que estemos preparados porque tenemos que enfrentar un juicio que pondrá en la balanza nada menos que nuestra vida.
    4.Con respecto a que hay cosas “que no están claramente delimitadas”, debo mencionar que en las Sagradas Escrituras hay al menos unas 500 (quinientas) referencias acerca de la música, y estas suman más que las que se refieren al tema de la gracia o al cielo… Entonces podemos notar que Dios Sí tiene cosas que decir con respecto a la música.
    5.Y ante la mención de que hay cosas “que no están claramente delimitadas” y que “entran en el campo de la especulación y los gustos personales”, quizá debiéramos estudiar y considerar con atención Efesios 5:10 “comprobad lo que agrada al Señor”. Por lo tanto, y según este texto, el gusto personal queda excluído. Y si hicieran falta más razones, Jeremías 17:9 nos dice que el “corazón es engañoso y perverso” y Santiago 1:14 nos habla de que somos tentados cuando somos arrastrados y seducidos por nuestros propios deseos (concupiscencia). Entonces concluímos que nuestros deseos y gustos nos llevan hacia el mal, por causa de nuestra inclinación pecaminosa.

    ResponderEliminar
  7. 6.Más adelante nos invita a no juzgar y luego aparece la siguiente frase “algunos de los que pululan en los foros que dan una triste muestra de cristianismo y falta de bondad cristiana” y “lo único que veo es descalificación, juicio, exclusión y manipulación de la información, es decir, subjetividad” … Mencionar sólo a Romanos 2:1
    7.Con respecto a “también la música es cuestión de edades”. La pregunta es ¿la edad de quién?. Si el principio es: “comprobar lo que agrada al Señor” (Ef 5:10), entonces ¿es la edad de Dios?...
    8.Ud dice: mi hija … “aprecia”, mi hijo … “aprecia”, mi yerno … “tiene un gusto muy bueno”, mi aspirante a nuera … “tiene gustos muy definidos”, mi esposa … “tiene un gusto muy conservador”. Por lo tanto este análisis está basado simplemente en los gustos personales y no en un “escrito está”, y conocida es la frase: “sobre gustos no hay nada escrito”
    9.En relación a “¿por qué debo ser juzgado porque siento que una música con percusión suena mejor que una sin ella?” y su sobrino que canta rap “porque siente”; y también a la afirmación de que “Dios ve motivos, no acciones” Jesús dijo “no todo el que me dice Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21). Y “he aquí vengo pronto, y mi recompensa conmigo, para pagar a cada uno según sean sus obras” (Apocalipsis 22: 12) La Vida Cristiana no es cuestión de sentimientos, sino de obras, fruto de la fe en Cristo. Es cierto que Dios ve los motivos, pero no seremos juzgados por ellos, sino por nuestras obras.
    10.La muy descriptiva experiencia de visita a los distintos “tipos” de adoración en la Universidad Andrews me plantea sólo una objeción. No es Bíblica. Está basada en (según sus propias palabras) “para quiénes les gusta este tipo de adoración”, “gente adulta que aprecian…” “respetando las diferencias personales”. Pero, … ¿se ha considerado respetar a Dios? En el líbro del Exodo en los capítulos 25 al 30 (y en algunos otros capítulos) se presenta a Dios dando las instrucciones al pueblo de Israel con respecto al santuario y todo su ceremonial. Y la pregunta es ¿qué parte de todo este sistema de adoración estaba librado a los “gustos” de los adoradores, o respetando sus diferencias personales? ¿acaso cada uno adoraba como “sentía” que debía adorar? 1 Corintios 12: 1,2 establece con claridad que no debemos compararnos con persona o institución humana alguna, “sino conforme a la norma que Dios nos dio”. Por lo tanto, Andrews University (con todo el respeto que me merece, pues amo a mi iglesia y la obra del Señor), no es mi modelo a seguir. Mi modelo es Cristo. 1 Pedro 2: 21

    ResponderEliminar
  8. 11.Sobre la afirmación “Tampoco creo en ese absurdo de música ‘adventista’ y música ‘evangélica’ o ‘católica’. Cristo es uno solo y el cristianismo se vive desde diferentes perspectivas”
    Apocalipsis 20:12 “juzgados por las cosas escritas en los libros, de acuerdo a sus obras” – Santiago 2:12 Hemos de ser juzgados por la Ley de la Libertad – Mateo 7:21, 24-27 – Génesis 4:1-16 – La Biblia es clara en presentar dos caminos, el que lleva a Dios y el que lleva a la perdición. Y con respecto al camino que lleva a Dios, nos dice que es estrecho y angosto. Es correcta la información que no solamente hay himnos adventistas en nuestros himnarios. Pero sí hay himnos que son correctos y acordes plenamente con Dios y su palabra, tanto en el texto (su teología) como en la música. (vuelvo a insistir con Exodo capítulos 25 al 30)
    12.“¿Qué hacemos los que enseñamos en facultades de teología?” Luego de tan fervorosa y emocional presentación, es exactamente lo que me he preguntado. Como también me he preguntado ¿qué enseñan a sus alumnos en el instituto teológico? … Mucho hubiera apreciado recibir instrucción sobre lo que la Palabra de Dios dice acerca de la música, expuesta por un “maestro de la ley”… , pero … sólo he conocido su apreciación personal.
    13.Y considerando su mención de que “no somos dueños de la verdad, pero la buscamos intensamente”, me permito referirle como fuente de información: los seminarios del Dr. Frank Garlock (El lenguaje de la música), del Prof. Oliver Coronado (El creador de la música) y el libro del Dr. Samuele Bacchiocchi titulado “El cristiano y la música rock”, todos disponibles en diferentes sitios en Internet.
    14.Y cómo último punto me permito hacer un muy breve comentario a su “desafío” de explicar “pandero y danza” del Salmo 150. Con respecto al sentido teológico, le remito al libro del Dr. Bacciocchi citado anteriormente dónde se da una explicación a este capítulo. Sin embargo considero apropiado agregar un par de comentarios.
    La danza en la Biblia, podría considerarse como saltos y algunas otras expresiones corporales espontáneas fruto de un estado interior de gran gozo y alegría. No era algo programado. Sólo lo hacían las mujeres. No tenía coreografía. No era sensual. En el contexto bíblico, bajo ninguna circunstancia encontramos estas expresiones dentro del ceremonial del culto.
    El pandero, evidentemente un instrumento “rítmico” sólo podía ser usado, a lo sumo para marcar tiempos. Pero debe considerarse que la música hebrea, (algo así como el canto gregoriano) no tenía una métrica definida, pues las acentuaciones musicales estaban determinadas por las acentuaciones del texto. Por lo tanto el fluir musical no era estructurado de la manera que hoy entendemos los compases musicales. Entonces en este tipo de “sistema musical” era una especie de acompañamiento de las expresiones físicas de alegría y gozo. Al contrario, hoy en día, es la utilización de los instrumentos de percusión la que induce al movimiento, siguiendo el camino inverso al que se da a entender en las escrituras.
    15.Es verdad que no somos llamados a juzgar, sin embargo, somos llamados a “dar razón de la esperanza que hay en vosotros” 1 Pedro 3:15.

    ResponderEliminar
  9. ¿Valdra la pena contestarte si ya tienes todas las respuestas? Eso podría hacernos entrar en una espiral de "dimes y diretes" en la cual no tengo ni el tiempo ni la paciencia para entrar.

    Sólo espero que Dios te de paz y no juzgues como lo haces a los que pensamos diferente.

    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  10. Estimado Pastor, espero no estar sacando de contexto sus palabras pero hay puntos en los que no creo entender lo que usted quiere realmente decir pero antes de hablar de ellos quiero decir que estoy de acuerdo que ninguno debe de ser juez de la conciencia de nadie ni ejercer el "derecho" de condenar la sinceridad o fervor de los adoradores. Quiero volver a hacerle unas preguntas que no fueron respondidas en un post anterior "De la alabanza al funeral..."
    - Si la adoración a Dios es parte vital de nuestra relación con El, ¿por qué es tan subjetiva?
    - Sabemos que la adoración se puede "clasificar" como falsa o verdadera, ¿cómo podemos saber que la música que usamos está llevándonos a adorar correctamente o no?, de que depende una adoración verdadera ¿ de lo que siento, de lo que creo, de lo que me gusta, de mi sinceridad? ¿La sinceridad es suficiente y me libra del error?
    - No soy músico ni pastor, mi profesión es otra, no creo que que el uso de cierto tipo de instrumentos desvirtue la música de adoración ya que los instrumentos no son buenos ni malos en si mismos pero por otro lado no creo que cambiando la letra de la canción "The number of the beast" de Iron Maiden la convierta en una alabanza a Dios, tampoco creo que en el cielo hayan ángeles rapeando o rockeando aleluyas a Dios, ¿cuál debería ser el límite? Usted le replica a Gisela que nadie ha escuchado la música del cielo y eso es cierto, pero, ¿eso nos da una puerta abierta para que cada uno adore como mejor le parece guiado solo por sus gustos y emociones?
    - De lo que he leído (espero estar equivocado) lo que importa es el fondo de la adoración, la intención del adorador y no la forma, si esto es así, ¿por qué Dios ordenó tantos detalles para los servicios del santuario que no debían ser pasados por alto? ¿por qué condenó a Caín, los hijos de Aarón por su "forma" de adorar?

    Normalmente los libros y artículos que he leído de usted me han dejado muchas certezas, estos que se refieren a la adoración han despertado muchas preguntas en mi mente, mis preguntas no son muestra de que estoy en contra de lo que usted dice, son solo la expresión de que mi mente desea encontrar algunas respuestas.
    Que Dios lo bendiga y le siga dando esa capacidad para hacernos pensar.

    ResponderEliminar
  11. Es subjetiva porque somos seres humanos y porque aunque algunos dicen que Dios dejó instrucciones claras respecto a la música, en realidad, dejó principios, y dejó libertad, sino no estaríamos hasta ahora discutiendo.

    La adoración no se vincula con la forma sino con el fondo, es decir, como dice EGW Dios ve la actitud y no lo que hacemos, pero ese es un punto que a muchas mentes resulta inaceptable, por lo tanto, generan "normas" que resulta siempre más fácil de evaluar y también para excluir.

    El ejemplo que das de Iron Maiden es exteporáneo, nunca he mencionado ni remotamente que eso es lo que hay que hacer, así que no sé porque vas por ese lado.

    La ironía de "no escuchar música del cielo" a Gisela se refiere a que no tenemos derecho a convertirnos en jueces. Cuando entré a la iglesia la música pecaminosa era la de los Heritage Singers, hoy día esos "pecaminosos" son considerados clásicos adventistas... vale el principio de no juzgar.

    Lo del santuario no tiene nada que ver con la discusión, ese es un problema en todo este análisis tomar un contexto que no tiene nada que ver y extrapolarlo a otro. La cantidad de detalles que se dan en el santuario tiene que ver con el contexto cultural del que procecían los hebreos (400 años de contexto pagano), y con no desvirtuar el símbolo que representaba integramente a Jesús. De hecho el centro del santuario no es el adorante, sino el símbolo, Cristo que es representado en todo. De ahí a hacer aplicaciones a la música, me parece fuera de contexto.

    Me alegro que despierte preguntas, porque de eso se trata esto, nadie es dueño de la verdad, por lo tanto, la búsqueda permanente es lo que nos debe caracterizar.

    Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  12. Estimado Pastor
    Estoy feliz de al fin poder encontrar una opinión que me identifica plenamente. asi como usted, este tema me tenia aburrida... un debate por estos días entre los hermanos de la iglesia, casi diria yo sin ningún fin!! me he topado con personas que incluso estan "contando" los tiempos de cada canción "cristiana" para saber si corresponden a lo que le gusta o no a Dios!!! todo esto para tratar de convencerme a mi y juzgar mis gusto musical. creo que esto es una lección para la iglesia ; aprender a no juzgar sobre estas cosas, porque, como dice usted: Convertirme en juez de la adoración de otro es un derecho que no tenemos.
    Gracias por estar siempre compartiendo tan buenos articulos que nos hacen pensar más allá.

    ResponderEliminar
  13. Pastor, me encanta como escribe, no sólo me hace pensar, también me hacer reir... una buena combinación. Gracias por darme pensamientos para crecer y alegría para seguir viviendo.

    ResponderEliminar
  14. Esta muy bueno el comentario, me encanta y me uno al pensamiento.

    ResponderEliminar
  15. Apreciado Pastor Nuñez:
    Hace poco visite mi tierra natal en Ancash. Un pueblito cerca al segundo pico mas alto del Perù. "El Yerupaja". ¿A que viene esto?. durante el espacio de cantos me resulto dificil seguir con los himnos pues todos ellos habian recibido una fuerte influencia del medio y del contexto ya que se cantaban en forma de "huayno" un estilo musical tipico del ande peruano, caracterizado por su melodia depresiva melancolica, con aire a llanto y tristeza, por un momento senti la necesidad de "corregir" lo mal que interpretaban los himnos y el "poco respeto" a la melodia original... mas como usted lo dijo.... me hice las mismas preguntas quien era yo para decirles que estaban equivocados en un aspecto que va de la mano con el espiritu y el poder creativo del ser humano.... solo me quede escuchando en silencio los primeros himnos y al final solo me quedo disfrutar del momento de adoracion cantando tambien en forma de "huayno". La musica siempre ha sido y sera controversial y la mejor forma de afrontarlo es siendo tolerantes con los conservadores y tambien con los contemporaneos.
    Un gusto encontrarlo en la red... fui su alumno en el MBA de la UpeU. (Dr. Roger Albornoz)

    ResponderEliminar
  16. De verdad quiero FELICITARTE!...

    encontrar gente como vos... con esa abertura de pensamiento... no es tarea facil...
    Y QUE ADEMAS SEAS PASTOR!
    uff... creo que me va a dar un infarto!

    Dios te bendiga... y segui escribiendo mas y mas de estas cosas.. que son las que necesitamos Los Musicos Contemporaneos... =)
    saludos!
    patO!

    ResponderEliminar
  17. Lo que me molesta no es lo que dice, si no como lo dice. Finalmente, esta haciendo eso mismo que critica: criticar.
    Mas alla de eso, estoy de acuerdo que debemos aprender a convivir hasta que tengamos mas claridad. Y sin embargo, ¿es convivencia que cada uno este en un "cuarto" separado haciendo su propio estilo de adoraciòn? Yo no me imagino el cielo con distintos tipos de cultos, segun el culto de cada uno... quizas, porque la adoraciòn no debería tratarse de mi gusto personal (lo que me llega, como me siento más cómodo, o lo que se) sino de lo que le gusta a Dios.

    ResponderEliminar
  18. Gisela, siento que te sientas así, pero... lo que más me extraña de esto, que cada vez que uno de los "defensores de Dios" escucha réplicas a sus argumentos, muchos de ellos dados de forma sarcástica, altanera, prepotente, con falta de amor cristiano, se sienten atacados, cuando es lo que ellos han estado haciendo permanentemente... No te imagines el cielo, te llevarás tantas sorpresas que nada de lo que imagines será cierto... además, Dios está más allá de tu imaginación... deja de imaginar, y empieza a vivir el 13er mandamiento... "ama a tu prójimo"...

    ResponderEliminar
  19. Además Gisela, tienes todo el derecho del mundo de no estar de acuerdo con el fondo y la forma de lo que escribo, que difícil el mundo cuando ese derecho se nos priva. ¿Pero leiste de verdad? O te quedaste en los estereotipos aprendidos. Sabes que es lo que le gusta a Dios, adoradores, que lo hagan con fervor, tal como lo sienten, y ya veremos en el cielo, será tan maravilloso que ni tú ni yo tendremos tiempo para pavadas ni malos entendidos, no hablo del cielo, para mi está claro que será un lugar de armonía plena, no sé como... mi preocupación es ahora. ¿Cómo sabes qué música le gusta a Dios si nunca la escuchaste? Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  20. Simplemente.. genial..! muy bueno el pensamiento.. mas cuando se que hay alguien que tiene el mismo sentido de pensamiento..! Dios le bendiga! Desd Venezuela!

    ResponderEliminar
  21. Estimado Dr. Miguel Ángel... ¡Que maravilloso es Dios!!... Cuánta bondad manifiesta en hombres cómo Ud. Cuánta sabiduría, equilibrio y justicia en sus escritos!!! Cuánta salud espiritual brinda a un alma atribulada, llena de culpas, de miedos y temores, sintiéndose discriminada por años.... por tantos años... Sufriendo en soledad, pero soledad humana. Habiendo sido despreciada, puesta en tela de juicio, por ser juzgada, por hombres que se arrogaron el derecho de medir con la vara "divina"... queriendo ocupar el mismísimo lugar de Dios. Hombres que solo "miraron la punta de su nariz"... mirándose a si mismos y sus criterios santos, sus juicios... En fin....Cuánta coincidencia de pensamiento. Comparto totalmente su análisis. Comprendo perfectamente su criterio y desarrollo textual, que me identifico totalmente. Creo que hoy nuestras iglesias están llenas de personas que "sufren" la religión. Viven oprimidas. Tristes. Que les pesa la vida de la Fe. Creo que mucha gente de nuestro medio "adventista", es gente que "sufre". Que temen la "mirada del otro"... "el que dirán" pesa mucho en sus conductas públicas, y es lo que lleva a ser "hipócritas". Y lógicamente a juzgar... y querer ocupar el lugar de Dios. Lo más triste de todo es que mientras se mira lo que el otro hace, y se critica y juzga sus maneras de "adorar" a Dios, se pierden maravillosas bendiciones y posibilidades de bendecir a otros. Y de traer a los pies de Jesús a otros. Pero lo mas triste para mi es que se termina "corriendo" a nuestros jóvenes de las iglesias, a nuestros hijos, se provocan divorcios, se anima a casarse casi sin amor, solo porque se reúne los requisitos del supuesto perfil de ser hijos e hijas de Dios... Pero le veo un lado positivo al que juzga, al que critica y censura... y es que gracias a ello nos acerca más a Dios y nos aleja más de los hombres, nos lleva a depositar nuestras vidas y esperanzas en Él Único Dios verdadero. A depender más de Él, a confiar y aferrarnos más de la oración y de sus promesas. Yo no se si alguien lo inventó antes, pero en mi caso en una época de mi vida... tuve que tomarme un "retiro espiritual de la mismísima iglesia". Así le llamo yo, e incluso lo aconsejo. Y ese retiro, es el que me ha permitido darme cuenta que una cosa es pertenecer a "la iglesia" y otra muy distinta es "vivenciar con Dios en el corazón una vida cristiana y consecuente a pesar de la iglesia". La verdad que me era "nociva, tóxica y hasta perniciosa"... Pero hoy por hoy, me he fortalecido y ya me atrevo a decir a viva voz lo que Ud, escribe tan excelentemente. ¡¡Cómo quisiera poder hacerlo igual!!... Pero no tengo el talento de la escritura. Pero Ud. lo hace muy bien, y haberlo conocido realmente fortalece mi vida espiritual, crece más mi fe y alabo a Dios por ello. ¡¡Dios lo bendiga!!... Y acreciente su talento y don de realizar este tipo de análisis tan equilibrados, justos, generoso y llenos de bondad y amor. Con aprecio y respeto, Crisayat.

    ResponderEliminar
  22. Me gusto eso de: ¿¿¿¿¿ Leer el Condorito.......?????

    ResponderEliminar
  23. Vine a leer el artículo del Pr. Núñez, sólo por curiosidad, porque en otro grupo (MUSICOS CRISTIANOS PARA CRISTO-ALGO MAS QUE ARTISTAS) acusan al pastor de "provocador y acusador", por haberlo escrito... ¡¡¡¡¡NO sé qué leyeron!!!!! ¡Por Dios! Es lo más sensato que leí desde hace mucho tiempo... ¡Gracias por publicarlo!

    ResponderEliminar
  24. Alejandra, la gente inquisidora ve sólo lo que quiere ver... Dios tiene mucha paciencia con ellos...

    ResponderEliminar
  25. genial!! hasta en algún momento llegué a creer que yo era el único que pensaba todo eso!! jaja. Y lo mejor es que lo dice alguien reconocido, "palabra autorizada"..

    ResponderEliminar
  26. En mi humilde opinión, es lo más acertado que escuché en estos últimos dias... inclusive de sus mismos posts anteriores =) (y con su "sutil" e infaltable condimento irónico, jaja!)

    ResponderEliminar
  27. EXCELENTEEEEEEE!!

    me puso piel de gallina...

    ResponderEliminar
  28. Fue el mejor postre para terminar esta hermosa noche... "Nosotros que leemos, "Condorito"? ME MORI!! Un abrazo, con mucha admiración!

    PD.: El otro día mis cuñados Jessica Dos Santos y Jose Cordoba nos regalaron (además del perrito) El libro "Diseñados para amar", dedicado de ésta manera: "Ya sabemos que se aman pero bueno, es para que se amen más y mas siempre en Jesús!" :-D
    Con alegría lo estamos leyendo con Pablito. Abrazo para los dooos!
    (Mery y Miguel)

    ResponderEliminar
  29. Una buena meditación a tomar en consideración para cualquier "experto" que hay hoy en día. Dios es único a el sea la gloria y la honra. Dios le bendiga pastor saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
  30. Pastor, muchas gracias por haber publicado este artículo. Ojalá que a través de este medio, muchos de esos "expertos" y "sobrados" atiendan esta reflexión y se dediquen más a dar a conocer el Evangelio con lo mejor que puedan hacer según lo que aprendieron, lo que les gusta, y lo que el Espíritu Santo les inspire a hacer. Además, para quienes aún no entendemos las implicaciones del juzgar, éste artículo es una ilustración de lo más cotidiana y práctica para ser tolerantes y para enriquecer nuestros pensamientos, nuestros gustos, y de ahí en adelante, nuestras acciones en beneficio de aquellos que de seguro podrán conocer a Jesús a través de la diversidad musical. De nuevo, muchas gracias. Dios le guarde.

    ResponderEliminar
  31. Siempre sus articulos son de bendicion maestro... no soy experto en musica pero me encanta escuchar... puedo decir q he aprendido algo, gracias por las eccelentes letras de su pluma maestra...

    ResponderEliminar
  32. más que claro, y es lo que vengo insistiendo desde que comenzo todo este "asuntito", no juzgar, ni ser conciencia de otros, excelente profesor Miguel Angél!! saludos

    ResponderEliminar
  33. AMEN el espiritu ha hablado en su mente, y ha dicho nada mas que la verdad, cuidado CRISTO esta pronto en su regreso, seamos cautos en lo que sale de nuestra boca, lo que declaramos! A NO JUZGAR al projimo!!! que tenga un FELIZ SABADO!!

    ResponderEliminar
  34. acabo de leer el articulo, completamente de acuerdo, y seremos dos los que tenemos que ir al medico!!, pasa que cuando la gente piensa, analiza y estudia llega a resultados concretos, gracias por compartir este mensaje la verdad lo disfrute mucho!! bendiciones.

    ResponderEliminar
  35. Pr.completamente de acuerdo con ud. y me alegro que se publiquen temas como este, sobre todo de la musica ,no soy musico ,no se nada de musica no canto melodiosamente menos afinado tengo menos ritmo que una gotera ,me fijo mas en las letras que en el estilo de la melodia,no compongo pero si quiero adorar a Dios y apesar de mis limitaciones se que Dios mira mi corazon .Pastor un abrazo y saludos desde arica solo una duda o consulta ¿como podemos ayudar a esos fariseos,intolerantes,inquisidores,jueces,manipuladores de la informacion,expertos que tanto daño provocan sobre todo a los mas jovenes?

    ResponderEliminar
  36. Gracias por este mensaje Pastor, es algo que debemos compartir! Me gozo leyendo esta columna, es una bendición!
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  37. Gracias Miguel, hacía rato que no leía algo tan interesante que trate de la Música cristiana y su impacto en la cultura de los creyentes, porque la cultura no es algo que se pueda separar de la naturaleza humana. Los fariseos de los tiempos de Jesus erraron el camino no tanto porque rechazaran al mesías, pudieron arrepentirse, sino porque sus formas de pensamiento y su cultura estaban tan lejos de Dios que no lo pudieron reconocer, ni aún presenciando los milagros del Maestro les amaneció; sin embargo creían estar guardando la ley. Algo que me impactó del carácter de Dios de sobremanera cuando lo conocí hace 12 años, aún me impacta cada vez que se pone delante de mis ojos ese aspecto, es su infinita misericordia, el Señor nos conoce desde el vientre de nuestra madre y nos vé actuar, decir y pensar y en su infinito amor respeta nuestra libertad, aún cuando estamos equivocados. Nos hizo tan diversos que al mirar la belleza de la naturaleza y comparar las especies nos gozamos en la variedad, eso debería suceder también cuando vemos la heterogeneidad en el factor humano, dotado de pensamiento y raciocinio. Que paradoja!!!!!!. Nuestra tendencia natural es la de homogeneizar. Porqué? si nuestro creador no desea eso para nosotros. Nos ama tal cual nos hizo a cada uno y hace su obra en nosotros cada día, con absoluta misericordia. Solo por eso sin contar otros aspectos no tenemos derecho a juzgar. Un abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  38. Cada dia admiro mas lo que escribe, es algo que siempre he pensado, que bueno que ahora tengamos el respaldo de por lo menos un pastor adventista para la gente latina, seguro que hayunos pocos mas pero no los conozco. bendiciones

    ResponderEliminar
  39. http://www.youtube.com/v/RBw5VC1uC4I&fs=1&... Lo recomiendo

    ResponderEliminar
  40. Con todo el respeto que se merece el pastor Miguel y aquellos que lo estimulan en sus comentarios debemos recordar que satanas es astuto y el conoce muy bien el tema de la música y estamos viviendo en los albores de la venida del Señor y como el sabe que en lo doctrinal es dificil atacarnos lo esta haciendo con la música secular que esta introduciendo en nuestra iglesia la misma música que algunos escuchamos en el mundo hoy solo le ponemos una letra espiritual y pensamos que asi honramos al Señor el problema esta a cual señor estamos adorando. Este tema es muy profundo y gracias a Dios hay siervos de nuestro Señor que estan levantando su voz como el pr. Esteban Bohr , David Gates , y muchos otros que les preocupa como satanas esta confundiendo al pueblo de Dios en estos ultimos dias que El nos ayude y nos de el discernimiento espiritual para no caer en su trampa.

    ResponderEliminar
  41. Juan Carlos, qué lástima que tu visión de la realidad sea tan parcial. Conozco a los predicadores que mencionas, lástima que creas que una visión extrema y no equilibrada, sea la visión de Dios. Tienes todo el derecho a creer lo que quieras, no obstante, lee con más atención la Escritura y observa si allí hay el espíritu inquisidor que tú y quienes defienden a Dios (como si Dios necesitara defensa) tienen. Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  42. Q bueno el blog, me quedé con la idea de no juzgar, de que los gustos pueden ser variados en la alabanza a Dios y de que a mi gusta Melodias ! (Aunque mis hijas canten coritos por ser mas divertidos) ;-)

    ResponderEliminar
  43. He estado leyendo unos comentarios atroces que hacen sobre el Pr. Núñez en el grupo "La verdadera adoración" en relación a este artículo, al leer lo que escribe el pastor Miguel Ángel, con su intento de buscar armonía y aprender a no juzgar, y leer por otro lado lo que escriben gente, que se considera más santa, justa y buena, porque piensa que su música es mejor... no puedo dejar de sentir tristeza, dolor porque con su espíritu demuestran tener tanto odio, resentimiento que cualquier cosa buena que pretendan hacer lo echan todo a perder. Agradezco las palabras del Pr. Núñez, me parece que están llenas de sabiduría y una búsqueda honesta de traer paz y no guerra, como otros lo hacen.

    ResponderEliminar
  44. Risseldy H. Lianny7 de febrero de 2012, 6:33

    Me encanta este artículo, está genial. Soy músico también y mi esposo pastor y coincidimos con ud. Acá en Cuba también ha existido este tipo de prejuicio, gracias a Dios se ha ido superando, pero de vez en cuando hay que recordar cosas como estas. Muchas bendiciones para ud. y familia.

    ResponderEliminar
  45. Muy bueno el echo de reflexionar en el tema no tengo nada de músico ni de tanta técnica como esgrime ¿hay reglas para la adoración? estamos estudiando en la escuela sabática el tema. Pienso que hay reglas y que muchos que adoran a Dios pero resaltan mas ellos que Dios un póster gigante con su foto en pose de modelo por ejemplo hay sierro los ojos y escucho la alabanza que si me eleva. Hay tantas opiniones de un lado y del otro que solo oro y le pido a Dios "señor deseo adorarte y no ofenderte con ello asme sentir que lo aceptas" Disculpen si no me hago entender es solo la opinión de hermano que desea que en el cielo estemos todos adorando a NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR.

    ResponderEliminar
  46. Gracias por ayudarme a recordar lo olvidado, NO JUZGAR. Dios es simple nosotros los complejos.
    Dios le bendiga pastor.

    ResponderEliminar
  47. Nestor F. Nárez V.7 de febrero de 2012, 6:34

    De acuerdo con usted pastor, ya me han ayudado mucho sus comentarios sobre la música y con esta reflexión amplía mi criterio. Gracias! Con afecto pastor, un abrazo de igual manera =)

    ResponderEliminar
  48. Pastor, muchas gracias por el comentario.
    Nuestra iglesia ha vivido innumerables críticas bajo el prisma de "Lo que Dios quiere".
    Ha sido una lucha larguísima y terriblemente dura. Hacen pedazos a jóvenes y los convencen de no estar capacitados para predicar el evangelio solo por su forma de adorar.
    Sin lugar a duda se ha convertido en una "nueva inquisición" que nos ha atemorizado a muchos. Pero verdaderamente me hace feliz no solo leer su artículo, sino que leer cada uno de los comentarios.
    De alguna forma u otra siento que estamos en un mismo espíritu, unánimes, por querer agradar a Dios de la manera que sabemos, siendo jóvenes y auténticos.
    Un abrazo y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  49. Estimado Pastor Núñez... ud. pensaba que iba a tener los aplausos de todos con semejante tema??? JA! Disfruto de los temas controvertidos que siempre plantea y su postura tan humanitaria!
    En mi Iglesia (que somos no más de 30 personas) es muy controvertido el tema de la música! y siempre terminan ganando las "discusiones" los más viejos tradicionalistas... He llegado a escuchar que "hay música cristiana para el sábado y música cristiana para el resto de los días" y acordaba con eso, hasta que leí este artículo! GRACIAS! A mí me gusta también la música cristiana más tradicional, por lo cual, no me molesta lo que digan los conservadores, siempre y cuando, no se transforme la adoración en un velorio!
    Esta controversia también se volvió a iniciar en mi Iglesia a partir de la esc. sab. de la adoración, y cuando llegó el tema de la música, algunos comentaron que en un congreso se habló de "los instrumentos para alabar a Dios", como ud. planteó... y obviamente los de percusión quedaron afuera, la guitarra sólo se puede utilizar con punteos... etc. etc... y yo mientras contaban eso, me imaginaba a David danzando!
    Qué bueno que en el cielo no nos tendremos que preocupar por eso!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  50. Me parece genial eliminar el espíritu de crítica, pero quisiera que no olvidáramos que la música (alabanza) en la biblia ha sido una respuesta a lo que Dios hace por mí y las alabanzas de un corazón convertido a Dios compartirán las mismas caraterísticas de Dios mismo, como ha sido todo lo creado por El y mucho más lo creado para El. La m{usica no debería cumplir la función de llegar a...o estimular a... sino que es una respuesta al amor de Jesús. Nuestro canto estará inevitablemente influenciado por nuestro conocimiento y concepto de Dios. Pero nuestro situación personal jamás debería condenar al otro. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  51. Pastor, aca en Chile en una iglesia juvenil, hemos tenido no solo afuera de nuestra iglesia, si no de dentro de ella MUCHAS CRITICAS y comentarios que a nosotros( musicos y adoradores) nos ha generado temor y NULAS ganas de continuar en lo que hacemos. Le comento que nosotros tenemos un estilo similar al de la iglesia de Hillsong de australia( tendencia que también ha sido imitada por varios chicos de santiago aca en Chile) y que no tiene un pelo de tradicional, y usted ya se imagina lo que hemos sentido con todas la criticas. Estamos en un proceso de innovación para generar nuestra propia música que principalmente impacte a los jovenes no solo cristianos sino que lo no tambien. La verdad le agradezco que usted plantee esto, me parece cuerdo y de un buen análisis, además de honesto y transparente, y me identifico mucho con sus palabras, ejemplos e idiologias. Yo estoy estudiando música y sonido aca en una universidad de santiago para poder ser un productor musical y, me interesa en demasia hacer lo mejor que esté en mis manos para que mis pares se conecten con Dios( con nuestro estilo más contemporáneo) y asi también los chicos que no tienen el mínimo interés de acercase a un templo puedan acercarse. Gracias por esto! UN ABRAZO DESDE aca chile.

    pd: no se si conoce a Enrique Espinosa?, bueno soy el hijo de su hermano Sergio( mi papá me dijo que pusiera esto jajajaj saludos)

    ResponderEliminar
  52. soy la cuarta generacion en una familia adventista y probable la ultima. digo eso por que la intolerancia manifestada in varios ambitos de la iglesia no atraen a mis hijos (ya mayores) y no atraen a nadie. lo que hace años se valoraba:(tener convicciones proprias y fuertes a traves de estudio y experiencia), ahora se ha convertido en una especie de san benito! cuanto mas ausente y mas indiferente, mejor! y que la hermana whhite (no tiene la culpa)va por encima de la escritura (por no saber o mal interpretar sus textos).estoy esperanzado cuando oigo voces como la de usted! aun que con una flor no llega la primavera!... bendiciones!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor