Sermones que matan


Dr. Miguel Ángel Núñez

El presente ensayo fue quitado del Blog porque fue publicado en el libro AL PASAR LAS HORAS: LO MEJOR DEL BLOG DE MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ disponible en el siguiente enlace

Comentarios

  1. Muchas gracias, ¡cuanta verdad!

    ResponderEliminar
  2. Excelente, resumen Miguel. Me cayo como anillo al dedo mientras seleccionaba los textos para mi mensaje de este proximo Sabado. Se que podemos experimentar la ortodoxia pura si el que nos guia es Cristo. Lo vivido a los pies del Maestro se une a nuestro temperamento cuando salimos a proclamar su Palabra, a veces eso puede provocar la sensacion de que el predicador esta llamando la atencion asi mismo entonces ¿Como puede un predicador ser original cuando en realidad muchos nacen originales pero mueren como copias? Que Dios te bendiga, siempre he admirado tu ministerio y tu capacidad para escribir del Señor y nuestra vida con él.

    ResponderEliminar
  3. Leyendo me viene a la mente la costumbre de muchos predicadores (me incluyo)que tienen carpetas llenas de sermones listos para elegir uno cuando les toque. Pero ¿Por qué no nos postramos de rodillas y reconocemos nuestra incapacidad e inutilidad? ¿Por qué no decimos "Señor, tu conoces tu iglesia y sus necesidades ¿Qué mensaje tienes para tu pueblo y como he de declararlo?"? ¿Por que decidir nosotros "voy a predicar de esto" en lugar de preguntar "¿Que quieres que hable?"?

    ResponderEliminar
  4. Cierto, muchos predicadores cometemos los mismos errores. Predicamos sermones llenos de paja, con adornos pero con escases de grano q alimenta al ambriento... necesitamos imitar el ejemplo del Jesucristo... Dejar las palabrerias y predicar la sencillez del evangelio... Gracias Pr. Miguel por compartir sus articulos DTB.

    Att. Noe Guevara

    ResponderEliminar
  5. Es muy revelador este articulo y honestamente cada vez mas, me doy cuenta que muchos de nuestros predicadores "adventistas" solo buscan la complacencia propia. Creo que dependemos mucho de la predicación, y eso es bueno, pero debe ser Bíblica y viva "pan fresco" no mohoso.
    En ocasiones me preguntaba el ¿porque parecemos estancados y nuestras congregaciones son tan apáticas y frías? La respuesta es la ortodoxia y excentricidad de nuestras "reuniones"- y es que hay que mirar la liturgia- .Nos sentimos orgullosos por nuestras diferencias, pero lo único que nos hace "diferentes" es la falta de amor y tolerancia entre nosotros. Gracias Pastor Núñez..Dios le bendice.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.