Mi mejor regalo navideño

Dr. Miguel Ángel Núñez

Los regalos de navidad vienen en diferentes tamaños y colores. Algunos obsequios son deseados fervientemente otros son una sorpresa. Otros presentes son un motivo de alegría, en cambio, algunos son un problema, especialmente, cuando no sabes qué hacer con lo que te han regalado. En todo este concierto de obsequios, dádivas y regalos, creo que este año he recibido el mejor regalo de navidad.

Museo de Ciencias, Valencia, España
Nuestra hija y nuestro yerno nos invitaron a mi esposa y a mí a cenar a un restaurant en Valencia, en donde estamos pasando nuestras vacaciones. El lugar es muy hermoso, justo frente al Museo de Ciencias ubicado en un parque espectacular. La cena muy buena, en un buffet elegante y con música ambiente apta para dialogar, no como otros lugares, donde la música está dispuesta para que los comensales griten, se aburran y se vayan luego.

Todo iba bien, una conversación amena, con risas y anécdotas, cuando en algún momento nuestro yerno sacó su computadora… recién en ese momento me di cuenta que había llevado la Notebook, y nos dice:

-Queremos mostrarle el saludo navideño que hemos hecho, es una sorpresa.

Comenzamos a verlo, una hermosa melodía, no es extraño porque Denis es músico, compositor y arreglista, y nuestra hija es fotógrafa, cantante y comunicadora social, así que el video está en armonía con sus habilidades. De pronto veo que la hija saca su cámara profesional y se instala frente a nosotros apuntando con la máquina mientras seguimos viendo el video. En eso, se apaga la Laptop, ellos dos emiten un suspiro de lamento, se dan cuenta que no tiene batería el aparato. Lamentándose Denis se pone en pie y logra conectar el aparato a una toma de corriente. Pienso para mí: ¿Por qué tanto lamento? ¿Es sólo un video? ¿Está lindo? ¿Pero por qué suspiran tanto?

Vuelven a poner el video desde un comienzo y volvemos a escuchar la melodía pegajosa y alegre, cuando de repente comenzamos a entender en segundos lo que está pasando hasta que aparece en la pantalla la copia de la ecografía que quieren mostrarnos. Los miramos, con la cara llena de asombro, mientras nuestra hija está disparando con su cámara y riéndose a carcajadas. Mi esposa dice:

-¿Es una broma?

Lo que provoca mayor hilaridad en ellos quienes nos dicen: 

-¡Van a ser abuelos!

Dejamos de ver el video. Yo me quedé mudo, cosa rara en mí. En realidad me quedé tieso. Mi esposa al entender plenamente lo que ocurre da un grito de alegría. Los comensales de las otras mesas nos miran con cierto asombro. Madre e hija se funden en un abrazo. Y comienza un interrogatorio: ¿Cuándo? ¿Hace cuánto que lo saben? ¿Cómo te sientes?

Sin respondernos nos pasa un paquete envuelto y nos dicen:

-Es nuestro regalo de navidad.

Lo abrimos y allí en un marco de fotos está una copia de la ecografía que nos han mostrado en el video, así que oficialmente mi nieto o nieta tiene su primera fotografía que ahora me acompaña en el escritorio y que continuará allí en México en el mismo lugar, frente a mí, para anunciarme que la vida continua, que los regalos vienen envueltos en diferentes formas. Quiero que el niño o niña que viene sepa que fue amado desde antes de salir del vientre de su madre.

Me siento joven, de hecho, soy joven y no me acostumbro a la idea de ser abuelo. La palabra “abuelo” me suena demasiado grande, así que ando buscando en mi mente alguna otra que se le parezca pero que me suene más cercana. Nunca tuve la oportunidad de interactuar con mis propios abuelos. El padre de mi madre murió cuando ella tenía cinco años así que sólo lo conocí en fotos, y el padre de mi padre lo vi en dos ocasiones cuando yo ya estaba casado. La primera vez para conocerlo, almorcé con él y con su familia, y la segunda vez, para realizar su funeral, así que de enseñanza abuelezca sólo la tengo por parte de mis abuelas. Así que estoy comenzando un curso intensivo de “abuelitis”, a ver si aprendo algo en los cinco meses que vienen.

La vida es hermosa cuando podemos compartir estos momentos con nuestros amados. En el auto, de regreso a Sagunto, hablamos de mil detalles, de la fecha en que debería nacer, del médico que la está atendiendo, del hospital donde tendrá al bebé, de cómo durante dos semanas se han aguantado las ganas de contarnos hasta que llegue navidad. En ese momento comenzamos a darnos cuenta que nuestra hija ha estado con arcadas desde que llegamos, y en algún momento le hemos preguntado y ella con una sonrisa muy  oronda nos ha dicho:

-Es que ustedes saben que me molestan los olores fuertes.

De un momento a otro la vida da un giro. Es un sabor extraño. Seguimos vivos, con las mismas ilusiones y sueños, pero de pronto, un acontecimiento te invita a replantearte nuevamente, así como siempre ocurre, no maduramos, sólo crecemos. Un hecho hace que la vida tome rumbos inesperados.

Para eso es la familia, para compartir, para soñar, para apoyarse, para recibir sorpresas, para compartir vivencias, para esperar juntos momentos especiales.

Al regresar a casa nos quedamos conversando hasta las dos de la mañana. Nos conectamos vía Skype con los padres de Denis que viven en Argentina, con su hermano que vive en Paraguay.  De mi parte me comunico con mis padres y hermanos que viven en Chile. Mi esposa hace lo mismo con su familia que vive en Australia y con nuestro hijo que vive en Argentina. Luego dicen que el mundo es grande y no nos damos cuenta que está al alcance de un click. La reacción es la misma, se suceden los gritos, las preguntas de rigor, la elucubraciones sobre si será niño o niña, pero en el fondo, lo que hay es un solo sentimiento. La familia es para compartir, para crecer, para anunciar con alegría que un nuevo ser está creciendo, que tiene 13 semanas, que nacerá en julio del 2012 y que luego de él o ella, habrá para varias personas una primera vez: Mi primer@ niet@, mi primer@ bisnet@, mi primer@ sobrin@, mi primer@ prim@, mi primer@ hij@. ¡Que hermosos son esos momentos primeros! ¡Qué hermosa es la vida que nos permite vivirlos! ¡Qué grande es Dios que pensó en una familia para que compartiéramos juntos esas alegrías!

No sé si será niño o niña, si tendrá ojos claros u oscuros, pelo rubio o negro, tez blanca o morena... ¡No me importa! Sólo sé que es un regalo de la vida. Un momento que los seres humanos esperamos como una continuación de la vida. 

Les dejo para que disfruten, un video extraordinario. El que fue el preámbulo para recibir el mejor regalo de navidad hasta ahora.

¡Feliz año nuevo para todos!


Créditos:


Canción Navideña.
Voces: Mery y Denis
Instrumentos: Ukelele (Mery Alin) y Guitarra Acústica (Denis)
Letra y música: Mery Alin Nuñez Thomann y Denis Adrián Boidi Arn
2011 - ECO CELESTIAL - España

Film: Mery Alin Photograpy
Equipo: Cremades Film




Copyright: Dr. Miguel Ángel Núñez

9 comentarios:

  1. Muchas felicidades! Feliz por ustedes! Emocionadísima estoy con lágrimas de alegría! Bendiciones, muchas. Y cariños especiales a la pancita!

    ResponderEliminar
  2. Me encanto la la canción... Buenas Noticias, todavía sigo tarareando la tonada.GRACIAS POR COMPARTIRLA PASTOR

    ResponderEliminar
  3. Gracias por compartirla!! muchas felicidades!!! que hermosa noticia y que bella manera de comunicarla!!

    ResponderEliminar
  4. Miguel y Mery, que linda noticia y regalo para ustedes y para todos los que los conocemos y amamos. Felicidades....

    ResponderEliminar
  5. pastor Miguel, no dejan de impactarme sus escritos, usted significa mucho en mi vida, hay un antes de y despues de...el pastor Miguel, llego como un angel para ayudarme a cambiar mis paradigmas y a partir de alli he crecido y lo sigo haciendo...hoy me conmueve este blog... muchas felicidades...

    ResponderEliminar
  6. Pastor, o mejor dicho Abuelo. La verdad los años pasan heee. Es un gozo disfrutar de esta noticia, sin querer chequeaba su post y Eureka! Mi profesor será abuelo, muchas felicidas y bendiciones para este nuevo año 2012.

    ResponderEliminar
  7. Un saludo pastor, que Dios lo bendiga y que linda noticia y aun mejor... que lindo regalo de navidad. El video está increíble, felicitaciones a sus hijos por el buen trabajo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Denis, hola Mery, de todo corazón:¡Muchas, pero muchas felicidades!! Dios los bendiga siempre y el éxito solo sea siempre en las manos de Nuestro Señor Jesús.

    Los recuerdo con mucho cariño.

    Atte.

    César Nilton Sifuentes
    Pastor de La Plata Sur
    BUenos Aires - Argentina

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor