El fin… no justifica los medios

Dr. Miguel Ángel Núñez

He escuchado la frase tantas veces que perdí la cuenta, se dice de manera tan natural que pareciera que fuera verdad, pero, por mucho que se repita una mentira, la repetición no la hace verdadera. Ayer se la escuché nuevamente a un prominente dirigente:
No hay que alterarlos, es preferible que se queden con sus ignorancias, porque de otro modo podrían confundirse.
Otra versión dice:
No los violentes, déjalos, así son felices ellos con los que siempre han conocido.
Una versión menos directa afirma:
Con la gente hay que ir muy lentamente, enseñarles en dosis muy pequeñas, para que no se alteren y puedan entender.
Esta última tiene un matiz paternalista que enferma y una falta de respeto a la inteligencia de otros que extraña que saliera de la boca de otro prominente dirigente eclesiástico.

La última que escuché y que aún me paraliza es:
No importa si saben o no, lo que realmente importa es ganar más personas para la iglesia.
Es decir, en palabras de buen castellano, el evangelio convertido en mercancía y los prosélitos en ganancias de mercader.

Es la vieja idea vendida por la iglesia popular de que al pueblo hay que mantenerlo en la ignorancia porque es incapaz de manejar o entender la verdad.

Desde esta perspectiva, enseñar, educar, formar, contradecir los errores, refutar los mitos, desmitologizar, sería simplemente una alteración del orden constituido. Del mismo modo los que enseñan e intentan educar en la verdad serían considerados alteradores, provocadores o violentadores de la tranquilidad mítica.



¿Por qué estas frases esconden mentira? 

1. Porque negar la verdad con el propósito de no alterar a otro es no
entender la verdadera esencia del evangelio que consiste en trastocar todo. De hecho, la biblia habla de conversión y en buen castellano eso significa “cambiar la mirada”, trastocar la perspectiva totalmente. Jesús además dijo:
No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz sino espada. (Mateo 10:34).
La versión de Lucas dice:
¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. (Lucas 12:51).
Jesús sabía que sus enseñanzas producirían resistencia y en muchos casos persecución y muerte.

2. Porque es una falta de respeto un espíritu paternalista que suponga que otros no tienen la capacidad de entender la verdad que tú has conocido. Si no lo entienden de la manera en que lo expones, entonces, es preciso buscar otra forma, pero no quedarse con la idea de que no pueden. No existen malos alumnos sino pésimos maestros. La verdad da luz, no enseñar correctamente es mantener a las personas esclavizadas a normas, legalismos y estructuras que en vez de liberar atormentan no dando paz ni seguridad en la fe. ¿Por qué deberíamos afligirnos porque alguien conozca la verdad del evangelio? Jesús dijo:
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo (Juan 14:27).
3. Porque al no exponer la verdad de manera clara y nítida, se priva a las personas de conocer la verdad plena del evangelio y por lo tanto, no se les da la oportunidad de conectarse vitalmente con Dios y su gracia entera. Muchas personas languidecen en iglesias y grupos cristianos que han perdido el norte y que han hecho de la religión una cuestión de liturgias, normas, leyes, estructuras denominacionales y han perdido de vista la vitalidad energizante del evangelio. La verdad vivida en cada instante y no sólo en cultos que desfallecen y que más parecen ceremonias fúnebres que reuniones de alabanza y celebración. Sin verdad no hay libertad posible. Jesús dijo:
La verdad os hará libres. (Juan 8:32).
Para enseñar la verdad es preciso antes sacarlos de la ignorancia.

Guías de ciegos

La persona que no comunica la verdad plena del evangelio, y en cambio sólo ofrece normas, convenciones, prácticas litúrgicas, ritos, y otras formas religiosas, como si eso fuera el evangelio, en realidad ofrece un cristal a cambio de oro, lo mismo que hicieron los conquistadores con los indígenas cuando llegaron a estas tierras.

Una persona ignorante no es libre. La ignorancia produce inmovilidad. Una comunidad de ignorantes es un rebaño de esclavos y por lo tanto, fácil de manejar, asustar y manipular. El temor que tengo es que esa sea precisamente la intención de quienes pregonan estas frases cargadas de dobles intenciones.

Una persona que conoce la verdad no se deja manipular, porque ha conocido la luz, no va a aceptar que le vendan basura como si fuera oro, sabe y a quien sabe no se lo puede manipular, ni asustar ni mantener doblegado a costa de mitos y medias verdades.

La verdad, ciertamente hace libres, y eso, es atemorizante para los mercaderes de la religión. No se puede mantener esclavos a quienes son liberados por la gracia. A quienes han confundido el verdadero sentido del evangelio les cuesta entender que la verdad de Cristo no es neutral ni tampoco políticamente correcta.

Copyrigh: Dr. Miguel Ángel Núñez

10 comentarios:

  1. La verdad siempre incomoda a los que aman y practican la mentira; tanto les afecta, que históricamente se puede demostrar que aquellos que decían y vivían la verdad provocaron terribles arranques de ira. Ese fue el caso de Caín para con Abel, de los hermanos de José para con él; y Daniel sufrió lo mismo por parte de los envidiosos colegas que tuvo en tiempos el imperio Medo-Persa. Y qué decir del mismo Jesús frente a sus mezquinos y guías ciegos, sepulcros blanqueados fariseos. Hoy no es diferente esta situación, pero los que pretendemos amar la Verdad, debemos ser muy coherentes y recordar que la lealtad que le tengamos a ella, nos obliga a mantenernos firme en esa posición, aún a costa de perder beneficios materiales y hasta la vida. Ya lo dijo Jesús: "El que ama su vida la perderá, pero el que pierde por causa de mí y del evangelio, la salvará" (Mr 8:35). Si nos mantenemos hablando la verdad, pero sobre todo viviendo la verdad, entonces vale la pena vivir, porque inspiraremos a quienes luchan por mantenerse del lado de la verdad. Si tu vida incomoda a los malos, eres un hijo de Dios (Sal 1:1, 2); pero si tu vida da contentamiento a los impíos, eres uno más de ellos.

    ResponderEliminar
  2. Es una realidad que espanta en nuestra "iglesia institucionalizada". Ser borrego y congruente con lo que dice la mayoría, es deporte nacional.
    Hay quien reclama y dice:¿beneficiará a quienes a la iglesia?, porque muchos no están "tan firmes en la fe" y podrían apartarse. me pregunto ¿Desde cuando decir la verdad, desvía a las personas? incluso algunos declaran: Eso solo hay que compartirlo a las personas correctas...

    ¿Decírselo a las personas correctas?… y quienes son los adecuados. "El cuerpo de Cristo, el laos, LA VOX POPULI. Porque seamos sinceros, sucede como en la política; supongamos que: si vas con el presidente de la nación , con tu reflexión en temas como: ecología, violencia, narcotráfico, discriminación, etc. y las propuestas emanadas de ella son “diferentes”. A lo más te darán un “diplomita” y tendrás tus cinco minutos de fama en las noticias y claro en las redes sociales. No soy ingenuo el poder corrompe y en nuestro medio, denominacional eminentemente “pastor céntrico”, lo es en forma descarada.

    Deje de ser borrego, para ser siervo: "Estoy comprometido con la verdad, no con la consistencia." Ghandi

    GRACIAS PASTOR MIGUEL ÁNGEL. Por compartir este oasis de libertad de pensamiento, y cito a Edgar Allan Poe "En la crítica seré valiente, severo y absolutamente justo con amigos y enemigos. Nada cambiará este propósito”.

    ResponderEliminar
  3. La verdad os hará libres. (Juan 8:32).
    Para enseñar la verdad es preciso antes sacarlos de la ignorancia.
    M e gusta de la manera como lo enfoca......!!! A veces la verdad nos da miedo o no queremos aceptarla, porque no nos conviene o es mas "fácil", llevar a cuestas la ignorancia; y no sabemos que a la larga nos puede llevar a la desesperación o a la locura de no saber........Porque no arriesgarnos y así experimentar la verdadera libertad, que nos llevara por los verdaderos caminos de la VIDA.......Gracias pastor Miguel Angel!!! Dios siempre nos da de sus bendiciones!!! y Ud. es una de ellas.......!!! saludosssssssssssssss!!!a verdad os hará libres. (Juan 8:32).

    ResponderEliminar
  4. Rayito Fuentes Astudillo ‎6 de febrero de 2012, 17:44

    !!! Un razonamiento muy necesario...Gracias !!!!...pensé que yo estaba mal en mi pensamiento...

    ResponderEliminar
  5. Sergio Arquimedes Amaya Rondon ·6 de febrero de 2012, 17:45

    Es buena la filosofia k usted maneja pr. Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
  6. Habría que repasar Efesios 4: 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
    4:12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
    4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
    4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,
    4:15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,
    4:16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

    ResponderEliminar
  7. Resalto algunas frases: Perfeccionar a los santos (quién realizará esa tarea????

    ResponderEliminar
  8. Hasta que todos .... Implica un trabajo de equipo y no grupos aislados. Para que ya no seamos niños fluctuantes..... Proceso de maduración, crecimiento, superación, educación..... Crezcamos en todo.... Que se ayudan mutuamente..... Creo que todo no deja lugar a duda alguna al rol de la capacitación enseñanza, educación, formación y cual es su objetivo.....

    ResponderEliminar
  9. la vedad tiene q ser aprendida en nosotros, y no solo aprendida sino vivida experimentada y solo asi podremos predicar de una verdad q es tu vida misma ...

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor