Cautivo de la verdad: Carta abierta a mi iglesia


A manera de introducción

Soy pastor de la Iglesia Adventista desde hace 28 años. En todo este tiempo he servido de la mejor forma posible en diversos lugares del mundo como pastor distrital, capellán de universidades y colegios, profesor de teología y escritor. Agradezco a Dios por todas las oportunidades que me ha dado. Mis más grandes satisfacciones han sido como escritor y docente de teología, formando a muchos que hoy son pastores en diferentes lugares.

Nunca he escondido lo que creo. Nunca me he amilanado ante quienes una y otra vez me han llamado a ser "políticamente correcto". No creo que el ser pastor deba ser sinónimo de ser político, al contrario, creo que la política nos corroe hasta los huesos y nos hace perder el rumbo.

Tengo convicciones profundas, pero no llego a conclusiones de manera apresurada, suelo ser muy crítico con mis propias ideas. Soy de los que no aceptan una idea simplemente porque me la diga alguien que tiene autoridad, en cualquier ámbito, al contrario, indago, pregunto, estudio y luego, tomo una decisión. Pero vivo estudiando, por eso que aún soy crítico con las convicciones que tengo para examinarlas y replantearlas.

Nunca he dejado de ser honesto con mis convicciones, de eso pueden dar cuenta los que han sido mis alumnos (calculo que unos 10 mil jóvenes y adultos de al menos 7 países), ni las miles de personas que me han escuchado en mis conferencias y semanas de oración en ya 26 países y por Youtube en muchos más, ni los miles que me han leído ya en al menos cuatro idiomas.

Hace más de 20 años que soy orientador familiar, he estudiado formalmente, en al menos cuatro universidades, cuestiones referidas a la familia y también de manera autodidacta. Nunca he dejado de estudiar y no lo haré, porque aparte que me encanta, creo que es fundamental estudiar siempre. Tengo varios títulos de pre y pos grado, pero por estos días, no es bien visto decir que se es doctor, porque muchos están pregonando que como Dios usó, supuestamente a discípulos iletrados e ignorantes, cualquiera puede tener verdad de Dios. Cuestión que es absurda, los discípulos no eran ni iletrados ni ignorantes, ese es un mito sembrado por el cristianismo medieval para mantener en la ignorancia al pueblo, ignorancia que lamentablemente no acaba. Nunca me atrevería a decirle a un médico cómo hacer su trabajo ni a un mecánico cómo arreglar mi auto, "pastelero a tus pasteles", pero hoy por hoy, personas que escasamente leyeron libros escolares, le dicen a personas con formación doctoral lo que deben o no creer, lo que resulta, no sólo paradojal, sino inaudito.

¿Por qué creo en la ordenación de la mujer al ministerio pastoral?

Fue en el diálogo con las personas que he atendido, a lo largo de los años, especialmente mujeres, que me fui convenciendo que una lectura sesgada de la Biblia lo que provoca es más dolor que esperanza. A través del sufrimiento de muchos me convencí que leer la Biblia de manera parcial puede hacer que se mantenga la discriminación, la violencia y la segregación, aún dentro de la iglesia, tornando la libertad a la que Jesucristo nos llama, en una simple teoría sin efecto en la vida de muchas personas, especialmente, mujeres.

He enseñado sobre la necesidad de tener una iglesia que no haga discriminación de nadie. Creo que la iglesia debe incluir, no excluir, y eso ha guiado mi vida hasta hoy. Mis alumnos pueden dar fe que he enseñado sobre la ordenación de la mujer hace más de 20 años.

He visto, además, el dolor de muchas de mis alumnas de teología, que luego de graduarse han sido relegadas a secretarias, instructoras bíblicas, o simplemente, mal tratadas, por haber sido honestas con su vocación de vida y el llamado que Dios les hacía, pero que algunos varones les impedían tener.

Creo que la Biblia enseña que los dones los da Dios sin discriminación de género. Es paradójico que la Biblia mencione el don del pastorado sólo en un versículo, y hayamos construido una teología de miles de páginas para explicar por qué sólo los varones deben ser pastores, aún cuando la Biblia, no dice nada al respecto.

Visibilidad y replanteo

En los últimos años, he adquirido visibilidad, no por mi, sino porque Internet ha permitido que lo que enseñaba a mis alumnos, se propague como reguero, porque suelo decir lo que creo, porque mi convicción es que un pastor no puede ser neutral y menos un docente, que es fundamental ser coherente con una pensamiento y una idea, y esta debe enseñarse y pregonarse. Ser pastor y docente, y ser neutral, es una contradicción vital.

Sin embargo, ha sido en los últimos dos años donde me he replanteado todo, incluyendo mi pertenencia a la iglesia, y no temo decirlo. Amo el mensaje adventista, pero cada vez me desconciertan más algunos de mis hermanos adventistas, porque algunas de sus actitudes no tienen nada que ver con lo que leo en la Biblia, en el espíritu de profecía, y especialmente en Cristo.

Acusaciones

He sido acusado de todo. Circula de manera profusa por internet un libelo (no puedo calificarlo de otra forma), donde se hace un supuesto "análisis" de mis ideas "progresistas" (aún no logro entender qué significa la expresión, porque la connotación de progreso es positiva, pero para algunos ha llegado a ser negativa, y de verdad no entiendo qué es "adventismo progresivo"). No me he defendido, porque aún creo en la buena fe de las personas y que si alguien de verdad quiere saber lo que pienso y enseño, puede leer lo que he escrito y hacerse su propia idea. Lamentablemente, tal como antes decían que "el papel aguanta todo", hoy día Internet soporta todo, y lo más trágico, es que se suele creer más a la mentira que a la verdad.

Se me ha acusado de ser "jesuita infiltrado", lo que al principio me hacía reír, pero ahora, me da tristeza. Lo más cerca que he estado de un jesuita ha sido del rector de una universidad católica al que le vendí libros en mis tiempos de estudiante colportor. ¿De dónde surgieron todas esas ideas conspirativas? De verdad no lo sé, y cada vez me parecen más extrañas, paranoicas y absurdas.

Se me ha acusado de ser "defensor de gays", simplemente, por defender a la mujer, ¿qué tiene que ver el ser mujer con ser homosexual?, es simplemente, un enigma, que no alcanzo a percibir, especialmente cuando los que escriben eso son personas que supuestamente son inteligentes y pensantes.

Se me acusa por estos días de ser destructor de la Escritura o de estar en contra de la Biblia. Muchos saben que escribo todos los días reflexiones basadas en la Biblia, pero, eso no les basta. El fanatismo de algunos los lleva a hacer pensar que si alguien expone una idea contraria a sus convicciones, entonces, es destructor de la Biblia, lo que es otro signo más de que algo muy grave sucede en la mente de algunas personas que tienen una perspectiva extrema. Nunca me atrevería a decir que alguien que cree en algún concepto de la Biblia, aunque sea errado, sea destructor de la Biblia o que no lo guía el Espíritu Santo, porque me da temor sólo expresarlo, simplemente, porque no soy Dios y pretendo actuar con cautela.

Se me acusa de victimizarme, simplemente, por los llamados continuos que hago a muchos adventistas a ser ponderados en sus expresiones, a no insultar, a actuar con actitud cristiana, a no enlodar el pensamiento que expresan con acusaciones infundadas o conceptos que en vez de ayudar a la concordia, lo único que hacen es sembrar desesperanza, en quienes con desesperación, buscan una verdad a la que aferrarse, y se encuentran con cristianos, que en vez de presentar a Cristo se han convertido en lobos de sus propios hermanos.

Los últimos meses, los ataques hacia mi persona se han incrementado al grado en que ya no sé con quién estoy tratando. Ya dos personas me han deseado la muerte por mi defensa de la ordenación de la mujer, ¿qué tiene que ver eso con desearme la muerte no lo sé? Otra persona, extrañamente una mujer, me amenazó de muerte, por haber hecho un comentario referente a la teología de un pastor que suele usar la Escritura a su antojo sin ningún respeto por la hermenéutica ni la exégesis. Muchos más, me han insultado, maltratado y denostado de todas las formas posibles por pensar, expresar una opinión y además, fundamentarla, lo que es demasiado para algunos que creen que ser pastor es sinónimo de no ser pensante.

Colegas pastores me han escrito animándome al silencio, porque (en sus palabras) "no conviene exponer ciertos temas", que es preferible "tener al pueblo sin información", "porque es peligroso enseñar algunas cosas", "que no me conviene poner los dedos en el avispero", y otras expresiones más, cartas que las he recibido como muestras de amistad, pero con una gran tristeza, por entender que la preocupación final no es lisa y llanamente la verdad, sino el trabajo y el sueldo de fin de mes.

El fondo del asunto

Creo en la ordenación de la mujer, no por la ordenación, sino por la convicción profunda de que adoro a un Dios que no discrimina, que no hace acepción de personas, y que entrega dones a quién quiera, sin distinción de género. No lo creo por terquedad, sino por conciencia, y a menos que se me demuestre bíblicamente lo contrario, no podría creer otra cosa. Sin embargo, por estos días, expresar eso parece ser pecado.

Pero no sólo creo en la ordenación de la mujer, porque la iglesia necesita a todos y todas, sino porque no darle un lugar a la mujer, lo que hace es perpetuar la injusticia, la discriminación y la exclusión, de mujeres que sienten que han sido llamadas al ministerio, y ¿quiénes somos nosotros para decir no? Los humanos no repartimos dones, eso es franquicia divina.

Sin embargo, mi preocupación más profunda es que cuando le digo a una persona que está excluida del ministerio sólo porque es mujer, sin otro argumento bíblico ni lógico, con eso estoy validando una forma de violencia simbólica. Si le creyera a algunos que defienden a brazo partido el pastorado exclusivamente masculino (y digo a "brazo partido" de manera literal, porque ya al menos dos "santos" me han ofrecido que si voy a sus países me buscarán para golpearme, así que cuando vaya a Perú y México, hablaré a mi ángel para que me cuide de mis hermanos), sigo... la premisa que sostengo es que si Jesús eligió a 12 varones judíos de raza semita, no deberíamos tener pastores de raza negra (porque no había ninguna persona de esa raza entre los apóstoles), ni debería haber pastores que no fueran judíos o de ascendencia griega (porque al menos 10 discípulos eran de nacionalidad judía y 2 tenían algún tipo de ascendencia griega).

Lo que no soy

No soy apóstata por creer en la inclusión y rechazar cualquier tipo de segregación. Eso me convierte en un defensor del derecho de cualquier persona a ejercer el don que Dios le ha otorgado. Llamarme apóstata, lo único que hace, es insultar a quien sólo busca ser honesto con su conciencia.

No soy un divisionista, como se me pinta, en diferentes medios. Creo en la unidad, pero no en la uniformidad. Tampoco creo que es correcto pensar que la unidad implica callar, y dejar que otros sean mi conciencia, eso es un atropello a un derecho que Dios me dio: Pensar por mi mismo. Además, por lo que muestra la realidad, nuestra iglesia hace mucho tiempo está dividida, este tema y otros, lo único que ha hecho es dejar en evidencia lo que algunos ya sabíamos hace años.

No soy un adventista progresista que ha abandonado los pilares de la fe del adventismo, esa es una mentira que alguien, que no merece que lo nombre, ha sembrado sin fundamento. Basta con que lean mi libro "La verdad progresiva: Desarrollo histórico de las doctrinas adventistas", para saber que eso no es más que un infundio de alguien que sólo pretende dañar y de manera deshonesta utiliza las fuentes a su antojo, cosa que académicamente, no sólo es impropia, es además un engaño. (Aunque me ha hecho un favor, el libro se ha agotado en parte porque muchos han querido saber si esas mentiras eran verdad o no... por eso que lo he ofrecido en formato virtual gratuitamente a quien quiera).

¿Quién soy?

Soy un cautivo de la verdad. Sólo creo en la verdad que se me pueda demostrar bíblicamente.

Soy filósofo, estudié filosofía, y quienes tenemos formación en filosofía somos "amantes de la verdad"... vivimos en busca de la verdad, y no creemos alcanzarla nunca de manera completa y absoluta. Por eso soy estudiante permanente, porque sólo sé que hay mucho más que desconozco. Me horroriza pensar en quienes creen saber todo y no necesitan saber más, de la mano de esa actitud han surgido las más terroríficas páginas de la historia del cristianismo.

Soy defensor de la familia y creo que la exclusión de la mujer, daña irremediablemente a muchos, que se ven afectados e infectados por ideas que destruyen su felicidad presente y futura, y lamentablemente, se van configurando constelaciones familiares, donde el prejuicio sexista se va traspasando de una generación a otra.

Soy un defensor de la mujer, no porque tenga una hija, una esposa o una madre extraordinaria, sino porque he visto de cerca el daño que se le hace a la mujer, y a los varones, que se ven enfrentados a ese aire de dogmatismo de creer que por haber nacido involuntariamente con gónadas (perdonen lo gráfico), eso me hace superior a otro ser humano.

Soy un creyente en la Biblia, pero no en la citación de textos aislados de su contexto cultural, histórico y gramatical. La Biblia no es un recetario con ideas descontextualizadas, al contrario, es un libro que bien utilizado puede hacer mucho bien, pero mal utilizado y la historia es testigo, puede causar mucho daño.

Soy adventista, y creo en el adventismo histórico, no en un adventismo de sensacionalismo ni conspiraciones, que está tomando una fuerza inusitada y que me produce terror, porque de mano de posturas extremas se produce caos, confusión y desazón.

Soy finalmente, pastor, no porque me ordenaron al ministerio, sino porque fui llamado por Dios. Abandoné la facultad de medicina para convertirme en pastor, por vocación. Cuando me ordenaron, no me dieron nada que Dios no me haya dado antes, simplemente, ratificaron lo que Dios ya había puesto en mi.

El día de mi ordenación, no se me confirió un cargo jerárquico, ni se me convirtió en sacerdote, ni se me hizo parte de un clero exclusivo, todas esas son ideas que abomino y que las encuentro fuera de la Escritura, y nacida en mentes que no entienden que el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12), está formada por todos, en diversos dones, pero nadie es más que otro, sólo Cristo es nuestra cabeza, nadie más.

Conclusión

Estoy cautivo de la verdad, por eso creo que:

  • Nadie debería ser juzgado por ser honesto consigo mismo. 
  • Nadie debería ser acusado por exponer sus ideas. 
  • Nadie debería ser insultado por creer que todos tenemos derecho a ser tratados sin exclusión.

Hago un llamado a la honestidad, a dejar de sembrar sospechas y maltratos hacia quienes no creen lo mismo que yo.

El apóstol Santiago escribió:

"Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez" (Santiago 4:11). 

¡Cuánta falta nos hace escuchar al apóstol!

Dios les bendiga y nos de a todos la actitud correcta, para hacer lo correcto.

Dr. Miguel Ángel Núñez

20 comentarios:

  1. Hace ya varios años que escuché el nombre de Miguel Ángel Nuñez, la primera vez, por cierto, fue en aquel libro de meditaciones matinales para jóvenes, "Un nombre nuevo" ¡Cómo me inspiró!
    De hecho, su vida ha sido una inspiración para mi. Había decidido ir a Linda Vista para recibir clases de usted, de alguien que me hiera pensar, que aumentara el anhelo de saber, mis amigos lo recomendaban. No se pudo. Usted regresó a Chile antes que yo pudiera moverme de escuela. Pero le he seguido en muchas lecturas, no por su prestigio, ni su ideología en sí (algunas chocan con la formación que he tenido), si no, por ese deseo de investigar, indagar, hacer análisis, sopesar las ideas propias antes que las ajenas, todo eso que usted encarna y transmite en cada párrafo. Le admiro y respeto por eso, y ojalá muchos podamos seguir el camino "bereano" que usted sigue: "buscar la sabiduría y no venderla".

    Mi respeto, admiración y aprecio.

    David Hdz. V.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Doctor.
    Deseo felicitarlo por ser una persona honesta consigo mismo y con Dios. Lamentablemente, hoy es difícil ser honesto y sincero con uno mismo debido a que existe el temor de ser "perjudicados". Me indigna que muchos que se proclaman defensores de la verdad no sean correctos con su conciencia y que por el contrario, se dejen llevar otro tipo de influencias para actuar en perjuicio de otros. He tenido como docentes a muchos que se "rasgan las vestiduras" cuando alguien comete un "error" y me preguntaba si Jesús realmente hubiera actuado de esa manera? Muchos de ellos, se basan en que tienen que "llamar al pecado....aunque se desplomen los cielos". Pero en sus actuaciones, y con influencia de otro poder, terminaron vendiendo su conciencia por temor a no ser "perjudicados". Algunos me hacen recordar a Poncio Pilato, otros a Herodes, otros incluso parecen ser admiradores de Pablo antes de convertirse. Sabe, yo también soy adventista por convicción. Estuve en diferentes iglesias buscando la verdad. Ninguna me llamó la atención tanto como la adventista. Una iglesia investigadora, que no se conforma con lo único de verdad que tiene hasta ahora. Al parecer, ese espíritu desapareció. Me hace pensar en la iglesia Laodicense que menciona el apóstol Juan.

    Usted fue mi profesor, los admiro y respeto mucho. Pero no por eso acepto todo lo que usted dice. Al contrario, sus planteamientos me llevan a seguir investigando acerca de un tema y corroborar por mis propios estudios que un argumento es realmente bíblico o no.

    Después de tantos años de observación, análisis, reflexiones por mí mismo. Me he dado cuenta que dentro de la iglesia existe una especie de fariseismo moderno (espero esté bien escrito), cuyos miembros están más preocupados por la ley y la tradición, a lo cual le llaman la verdad, antes que por un estudio sincero de la Palabra de Dios que construya la iglesia, que genere beneficios eclesiásticos (comunes) en temas relacionados a la calidad de vida.

    Mi familia y yo somos adventistas, y somos seguidores de Jesús y también de los pastores (como usted) que procuran ser sinceros al escribir sus pensamientos.

    Con aprecio,

    Percy Ruiz

    ResponderEliminar
  3. Hace algunos años atrás el Pastor Núñez fue a mi iglesia en Lima (IASD San Borja) para tener una semana de orientación para el hogar. Fue la primera vez que lo escuché, como decimos los peruanos "me rayaron" (me dejaron atónito) muchos de los conceptos que - basados en la Biblia - enseñaba pues en mis años de adventista no los había escuchado. Pero lo que más me gustó es la honestidad y el valor de expresar sus ideas. Luego de eso mi esposa y yo nos hicimos cargo del ministerio del hogar de nuestra iglesia y pudimos contar con él nuevamente para un seminario de 4 días, el sábado fue a almorzar a mi casa junto con su esposa Mery, tal vez él no lo recuerde, pero esa conversación me gsutó mucho. De ahí en adelante lo he seguido (no como discípulo pues lo soy de Cristo) sino como lector, he leído muchos de sus libros - algunos de ellos usados en la facultad de teología de nuestra universidad y vendidos en nuestras librerías - y creo que - al menos hasta ahora - todo lo escrito se ajusta a la verdad. Me asusta creer y darme cuenta que hay hermanos "terroristas" que amenzan al que piensa diferente y luego se sientan en un templo los sábados por la mañana, pareciera sacado de una novela de ciencia ficcón. Cuando escuché las primeras "verdades" a cerca del Pastor Núñez soy sincero que me confundieron, por lo que aproveché la visita de un pastor muy reconocido y que ha sido incluso decano de la facultad de teología y que es amigo de la familia de mi esposa y le pregunté que opinaba de él (del Pastor Núñez) pues - le dije - había escuchado muchas cosas sobre él. Este pastor me dijo : "Miguel Ángel es una persona muy honesta y sensible un excelente maestro y buen pastor, algunas de sus ideas no son aceptadas por todos, pero él es un adventista del séptimo día a cabalidad si eso es lo que te preocupa". Me quedé con esta respuesta, luego esta convicción se fue fortaleciendo a medida que con el tiempo he leído y analizado más. Son sincero en decir que algunos conceptos no los comparto al 100% pero me agrada poder pensar en ellos e intentar a través del análisis encontrar la verdad. Que Dios bendiga mi iglesia y a mis pastores para que seamos verdaderos imitadores de Jesús.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Percy y Her Van Dav por sus palabras, es un buen feedback que ayuda a seguir. Dios les bendiga.

    ResponderEliminar
  5. Expresar algo mas de lo que usted escribió seria diluir sus pensamientos, mis respetos y oraciones para con usted, es punta de lanza de muchos que están en su misma linea de pensamientos, abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Pues lamentablemente hermanos de la iglesia han creído que tienen a DIOS encerrado en un templo y que fuera del mismo no hay mas nada.. Jesús lo que quiere de nosotros es que nos sinceremos de verdad con EL le sirvamos al prójimo como El lo hizo y que podamos utilizar cualquier momento para hablar de Nuestro Señor a quien lo necesita.... Dios tenga misericordia de estos hermanos...

    ResponderEliminar
  7. Contundentes lineas. Para una sistema religioso cada día mas corrompido por ideas sensacionalistas. Gracias por dirigirse con dignidad y enseñarme a ver en Cristo mi libertad y gozo. Adelante Pastor, cada día sumamos personas que razonamos y amamos la verdad, sin hacer exclusiones. Dios lo bendice.

    ResponderEliminar
  8. A pesar de lo triste que es leer su carta, no deja de ser inspirador. Creo que su empeño por un cristianismo pensante y bien fundamentado es una actitud loable y digna de ser imitada. Dios lo bendiga junto a su familia.

    ResponderEliminar
  9. Y yo soy parte de esos muchos pastores que hoy le agradecen los valiosos consejos, el espíritu investigador que nos transmitió, los regaños, los elogios y por supuesto el contacto personal que desarrolló al poder aprender nuestros nombres y no simples números en las listas de asistencia. Bendiciones mi querido y apreciado Pastor, sigue siendo un motivo de admiración y respeto, digno de imitación al igual que el apóstol Pablo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, tengo 35 años y tengo 35 años de ser Adventista, osea.....toda mi vida, solo quiero decir.....el que este libre de pecado que tire la primer piedra. Me parece que se esta atacando mucho al pastor por sus opiniones "humanas", hermanitos.....todos somos humanos, y en mi experiencia les tengo que decir que creo que ninguna religion tiene la verdad absoluta, todas son doctrinas diferentes para acercarse a Dios, algunas mas acertadas que otras, pero al final creadas por humanos, sino veamos a los Catolicos Romanos, Adventistas, Evangelicos, Pentecostales todos celebrando la falsa Navidad cuando bien sabemos que es totalmente pagano instaurado por Constantino al mismo tiempo que fue cambiado el dia de descanso. Los cambios son buenos, siento que Dios lo que realmente ve son las intenciones del corazon, quien puede asegurar que tiene la verdad sin pecar de hereje?.....creo que ninguna religion cristiana. El punto del Pastor es interesante y me parece valido, el dejar de lado el machismo y darle un toque femenino a la iglesia siento que no esta mal, igual ellas fueron creadas y son hijas de Jahveh. Partiendo del punto en que todas las doctrinas son intentos de acercarnos a Dios, en mi humilde opinion creo que modificarla no es malo siempre y cuando vayan de acorde con los mandamientos y preceptos. Soy Padre de una niña de 6 años y ahora que soy papa entiendo mas a Jahveh y estoy seguro que el como padre amoroso no se va a enojar de algunas ideas nuevas para mejorar y orientar a otras personas a sus pies. Como los hermanos Budistas creo que el amor al projimo y la ayuda mutua es algo que deberia ocupar mas nuestra atencion y si las ideas nuevas impulsan esto me parecen excelentes. Quiero dejar en claro que amo a Jahveh, y no tengo inclinaciones Masonicas, pero a veces siento que hay que dejar las doctrinas de lado y abrazar mas la Biblia.

    ResponderEliminar
  11. Hola pastor.
    Hacía ya más de un año que no leía sus escritos, debido en gran manera por el temor y el ambiente amenazante que precisamente describe en sus líneas en esta parte del continente. Sin embargo, yo le conocí un poco, fui su alumno, usted contribuyó en mi formación, y con sinceridad le estoy muy agradecido por todas las cosas buenas que compartió conmigo y con mis compañeros; ahora nos acompañan y ayudan en el trato y trabajo con la iglesia. Yo sé que usted expresa correctamente lo que piensa, lo que investiga y lo que cree, así como ansía la ayuda y dirección del Espíritu de Dios. Eso admiro de usted. También entiendo que tiene debilidades y defectos en su persona que han chocado con el espacio de una cultura diferente a la suya, pero todos estamos en el camino de santificación. Aún con esas debilidades, Dios lo utiliza abundantemente.
    Adelante pastor, usted bien sabe quién es a Quién sirve en realidad. Yo no estoy en sus zapatos y no entiendo a plenitud sus desafíos, pero sé que aun por crítica o pleito el evangelio se predica (disculpe la mala exégesis). No se desanime, inspire, vitalice, enseñe, lleve personas a los pies de Jesús. Del otro lado de la eternidad habrá tiempo para dejar de luchar, del otro lado de la eternidad no abrá críticas ni ataques. De otro lado podrá platicar con la Verdad.

    Bendiciones pastor.
    Néstor Felipe Nárez Villegas. México.

    ResponderEliminar
  12. Amado pastor, quisiera tener la valentía que usted tiene para expresar lo que expresa... vivo aterrorizado de decir lo que pienso, porque mis administradores mandan como si fueran dueño de una hacienda... pensar no es un privilegio que tenemos los pastores de mi campo, aquí sólo piensa el presidente y lo que él dice se hace, aunque no haya base bíblica ni fundamento lógico. Escribo de manera anónima, porque tengo esposa e hijos, pero cada vez más me pesa este "ministerio" que más parece una empresa multinacional donde lo único que interesan son los números (blancos que ya se ven negros).... Adelante pastor, somos muchos los que en silencio lo seguimos, lo apoyamos, y oramos por usted, y también por nosotros, para tener la valentía de defender lo correcto. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  13. Es una lástima todo lo que ha pasado, pero adelante, que más son los que están con usted que los que están en contra...

    ResponderEliminar
  14. Una gota más a esto. Hace poco nos reunió el presidente y nos amenazó a todos los obreros respecto al tema de la ordenación de la mujer diciéndonos que si alguno se le ocurría estar a favor que se fuera buscando otro trabajo, ni modo, a callar, qué más se puede hacer.

    ResponderEliminar
  15. Me da pena los comentarios de los pastores, creo que solo en la obra todavia los presidentes son los "amos" y los demás sus "esclavos" y todos obedecen solo por conservar su trabajo pero con mucho respeto eso es cobardía, hay que ser valientes para decir la verdad!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Estimado pastor Núñez, estoy completamente de acuerdo con usted pienso igual y me gusta leer sus libros y comentarios porque están fundamentados en la Biblia y Espíritu de profecía; y me encanta como enfoca la verdad de la Biblia, quiero decirle que no se desanime, la verdad sale a la luz siempre y si Dios que es el dueño de todo está con usted quien podrá contra usted? aunque parezca todo perdido Dios todavía está al timón, todavia gracias a Dios!!!!

    ResponderEliminar
  17. Pastor, lo conocí hace muchos años en Perú, Ud me inspiro mucho por decir las cosas como son, sin necesidad de aspavientos sino simplemente claras y al grano....he escuchado a mucha gente estar en contra de lo que Ud indica...pero de manera fundamentalista... creen que somos un pueblo sin entendimiento....mis padre es pastor jubilado y mi madre fue profesora ...sirvieron muchos años y me enseñaron a decir de frente lo que pienso, eso me ha traído problemas, pero también me ha alejado de gente sin principios que dice tenerlos. Pastor, Ud es inspiración para muchos y en esos muchos estoy yo, Siga el camino tomado de la mano de Dios....y recuerde al árbol que tiene frutos se le tira piedras

    ResponderEliminar
  18. Alegría me da de saber que no soy la única que piensa así y se da cuenta de muchos errores que la iglesia Adventista comete. De igual manera mucha tristeza tengo de ver tanta injusticia, de como la iglesia que conoce y se acerca a la verdad a cambiado su visión, lo que realmente debemos hacer, el trabajo que nuestro Padre Celestial nos ha dejado. Es impresionante ver como muchos son cegados y otros esconden la verdad solo por lograr un objetivo que lo beneficiara, sin importar lo que cueste o que dañe a otros. En mi corta edad me he dado cuenta de esto y me desespero el no poder hacer nada, y me molesto conmigo por quedar en silencio solo por temor "a", cuando somos los defensores de la verdad, y al recordar que Jesús estando aquí en la tierra no se quedaba callado ante aquellos que trataban de pisotear u ocultar la verdad. El defendía con entrega, pasión, dolor, angustia!
    ?Porque callar por temor lo que hemos creído al leer, escrudiñar e indagar lo que hemos leído? ?porque temor? y si Dios nos ha mostrado esto, ?sera por un propósito?
    Aquí en Venezuela se ven muchas cosas, una de ellas pequeñas, me dejo impactada lo que el presidente de cierta asociación hizo a un pastor.
    en un diciembre le hicieron un almuerzo para decirle que estaba despedido solo, simplemente solo por que no alcanzo el blanco de almas!
    Los pastores hacen un gran esfuerzo y trabajo al dedicar su vida a Dios, los ADMIRO, dejan de estudiar la carrera de su preferencia por esto,?y así de sencillo toman una decisión por no cumplir un objetivo humano? son llamados a ser cazadores de almas? tenia entendido que la visión del cristiano es salvar almas para Cristo.
    Así como esto, hay muchas cosas.
    Y razón tiene usted Dr. Miguel Angel Nuñez en lo que ha expuesto en esta carta.
    Adelante con este paso que ha dado. Es inspiración para toda mente que este y quiera abrirse.

    ResponderEliminar
  19. Alegría me da de saber que no soy la única que piensa así y se da cuenta de muchos errores que la iglesia Adventista comete. De igual manera mucha tristeza tengo de ver tanta injusticia, de como la iglesia que conoce y se acerca a la verdad a cambiado su visión, lo que realmente debemos hacer, el trabajo que nuestro Padre Celestial nos ha dejado. Es impresionante ver como muchos son cegados y otros esconden la verdad solo por lograr un objetivo que lo beneficiara, sin importar lo que cueste o que dañe a otros. En mi corta edad me he dado cuenta de esto y me desespero el no poder hacer nada, y me molesto conmigo por quedar en silencio solo por temor "a", cuando somos los defensores de la verdad, y al recordar que Jesús estando aquí en la tierra no se quedaba callado ante aquellos que trataban de pisotear u ocultar la verdad. El defendía con entrega, pasión, dolor, angustia!
    ?Porque callar por temor lo que hemos creído al leer, escrudiñar e indagar lo que hemos leído? ?porque temor? y si Dios nos ha mostrado esto, ?sera por un propósito?
    Aquí en Venezuela se ven muchas cosas, una de ellas pequeñas, me dejo impactada lo que el presidente de cierta asociación hizo a un pastor.
    en un diciembre le hicieron un almuerzo para decirle que estaba despedido solo, simplemente solo por que no alcanzo el blanco de almas!
    Los pastores hacen un gran esfuerzo y trabajo al dedicar su vida a Dios, los ADMIRO, dejan de estudiar la carrera de su preferencia por esto,?y así de sencillo toman una decisión por no cumplir un objetivo humano? son llamados a ser cazadores de almas? tenia entendido que la visión del cristiano es salvar almas para Cristo.
    Así como esto, hay muchas cosas.
    Y razón tiene usted Dr. Miguel Angel Nuñez en lo que ha expuesto en esta carta.
    Adelante con este paso que ha dado. Es inspiración para toda mente que este y quiera abrirse.

    ResponderEliminar
  20. Alegría me da de saber que no soy la única que piensa así y se da cuenta de muchos errores que la iglesia Adventista comete. De igual manera mucha tristeza tengo de ver tanta injusticia, de como la iglesia que conoce y se acerca a la verdad a cambiado su visión, lo que realmente debemos hacer, el trabajo que nuestro Padre Celestial nos ha dejado. Es impresionante ver como muchos son cegados y otros esconden la verdad solo por lograr un objetivo que lo beneficiara, sin importar lo que cueste o que dañe a otros. En mi corta edad me he dado cuenta de esto y me desespero el no poder hacer nada, y me molesto conmigo por quedar en silencio solo por temor "a", cuando somos los defensores de la verdad, y al recordar que Jesús estando aquí en la tierra no se quedaba callado ante aquellos que trataban de pisotear u ocultar la verdad. El defendía con entrega, pasión, dolor, angustia!
    ?Porque callar por temor lo que hemos creído al leer, escrudiñar e indagar lo que hemos leído? ?porque temor? y si Dios nos ha mostrado esto, ?sera por un propósito?
    Aquí en Venezuela se ven muchas cosas, una de ellas pequeñas, me dejo impactada lo que el presidente de cierta asociación hizo a un pastor.
    en un diciembre le hicieron un almuerzo para decirle que estaba despedido solo, simplemente solo por que no alcanzo el blanco de almas!
    Los pastores hacen un gran esfuerzo y trabajo al dedicar su vida a Dios, los ADMIRO, dejan de estudiar la carrera de su preferencia por esto,?y así de sencillo toman una decisión por no cumplir un objetivo humano? son llamados a ser cazadores de almas? tenia entendido que la visión del cristiano es salvar almas para Cristo.
    Así como esto, hay muchas cosas.
    Y razón tiene usted Dr. Miguel Angel Nuñez en lo que ha expuesto en esta carta.
    Adelante con este paso que ha dado. Es inspiración para toda mente que este y quiera abrirse.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son importantes, opina por favor