Dr. Miguel Ángel Núñez

Iglesia, murmuración, chisme y rumor

Artículo anterior: Biblia y rumor

Trabajé durante pocos años como pastor de iglesia, en todas las congregaciones donde estuve puse una regla que señalaba el primer día que nos reuníamos en una junta administrativa eclesiástica. Les decía a los hermanos:

—En nuestras reuniones nadie está autorizado para decir nada de nadie, si no ha seguido el principio bíblico de Mateo 18, es decir, hablar con la persona en privado, luego de un tiempo haber hablado con un testigo si la persona no ha cambiado y en último término traer el tema a la junta de la iglesia, pero sepan que cuando ustedes hagan eso, no les permitiré hablar sin la presencia de la persona de la cual se va a hablar, la que tendrá derecho a defenderse y exponer su punto de vista, esta es una iglesia, no es un juzgado, ni menos un bar de amigos donde se emiten juicios y chismes de las personas.

En general los miembros se quedaban en silencio sin decir nada, sin embargo, en una congregación que dirigí, una de las hermanas, levantó la cabeza y dijo honestamente preocupada:

—Y entonces pastor, ¿de qué vamos a hablar en las juntas?

Hace tiempo cuando pensaba en esa hermana me reía, por su ingenuidad y su sincera preocupación. Ahora, con el paso de los años, ya no me causa gracia, me da una gran tristeza, especialmente porque voy observando cómo actúan algunas congregaciones con la información que manejan.

¿Qué es la iglesia? 

Lo primero que tenemos que preguntarnos es qué es la iglesia. A menudo solemos utilizar dicha expresión para referirnos a una organización eclesiástica: “la iglesia adventista”, “la iglesia bautista”, “la iglesia católica”. Dicho uso no es bíblico ni es correcto. En ninguna parte de la Escritura la “iglesia” está asociada a un grupo determinado con nombre y apellido.

En otras ocasiones nos referimos a la “iglesia” como si se tratara de un edificio, se suele decir, “voy a la iglesia”, “estoy en la iglesia”, etc. Otra forma impropia de utilizar el término, puesto que al ubicar espacio-temporalmente la iglesia, estamos distorsionando el concepto bíblico de iglesia.

La iglesia no es una organización, ni un edificio, ni siquiera una congregación local. Iglesia es lo que la Biblia denomina “el cuerpo de Cristo” y se refiere al conjunto de creyentes que tienen a Cristo como su cabeza. Están unidos entre sí por la confesión de Jesús como salvador y de los dones otorgados por él mismo para la edificación del cuerpo de Cristo, usando terminología paulina.

Cuando usamos el concepto “iglesia” para referirnos a una denominación en particular o a un edificio, simplemente estamos saliendo del uso bíblico del término.

En ese sentido, la iglesia es un cuerpo de creyentes, ni siquiera un credo ni un conjunto de doctrinas, sino personas que aman a Jesucristo y se denominan sus seguidores. Es lo que señala la Biblia y expresa con su más pura sencillez.

¿Qué caracteriza a los miembros de la iglesia? 

La Biblia da una sola y única característica que expresa Jesús con total trasparencia:
De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros (Juan 15:35). 
Es decir, los cristianos, la iglesia, no será conocida por su doctrina, por sus edificios e instituciones, ni siquiera por la propaganda denominacional, sino exclusivamente por el tipo de relación que tienen unos con otros.

Ese es un punto vital. Un cristiano busca imitar a Cristo, y como tal vive de tal modo que lo expresa en su vida, pero no en actividades formales, sino en el día a día.

El dualismo ha deformado la forma de entender el cristianismo. La tendencia religiosa es circunscribir la experiencia religiosa a ritos y actividades formales. Cristo vivió y pensó la religión en el contexto de la vida cotidiana. Pablo transmite la idea de ser cartas abiertas “leídas por todos” (2 Corintios 3:2). Es decir, de cara a la gente, no encerrados entre cuatro paredes.

Por lo tanto, la característica esencial de los cristianos, no son las ideas, doctrinas, templos, edificios, instituciones, ni ningún otro elemento externo. Lo distintivo es que se amen unos a otros. Sin eso, toda la religión deriva en mera charlatanería.

¿Cómo se comportan los miembros de la iglesia? 

Como hermanos. Son parte de una misma familia, por lo tanto, aunque discrepen o tengan ideas diferentes, incluso aunque tengan formas de vida disímiles, se siguen amando.

Los miembros de una familia no se odian por pensar diferente. Tampoco se rechazan mutuamente ni dejan de ser hermanos.

Los hermanos pueden ser distintos, pero no andan con rumores y chismes entre ellos. Uno de mis hermanos es pastor bautista, el otro es hippie no creyente, mi hermana es un ama de casa y educadora de párvulos, que ocupa todo su tiempo libre en el evangelismo. Cuando vivíamos en casa, muchas veces discutimos, como todos los hermanos, peleamos, nos enojamos y estuvimos sin hablarnos por unos días, pero nunca, por ninguna razón, pensamos que tendríamos menos amor unos por otros. Éramos y somos familia.

La iglesia es una familia, donde hay miembros más débiles que otros, donde tienen diferentes dones y talentos, pero todos colaboran para que todos se sientan protegidos, cuidados y contenidos. No hay lugar en una familia para maltratarse ni destruirse, si eso ocurre, algo muy malo se instala en el entorno familiar.

La Biblia utiliza dos imágenes claves para la iglesia: 
  • Cuerpo, donde todas las partes del mismo colaboran para el equilibrio de todos sus miembros. 
  • Familia, donde todos los componentes se tratan de la mejor manera posible unos y otros. 
El chisme destruye la armonía de la iglesia

El chisme es una agente destructor. Cuando se instala el rumor y el chisme, entonces, la armonía se rompe y se da lugar a situaciones que no ayudan a la armonía y la convivencia de hermanos. Hay muchas formas en que la convivencia se altera.
  • Cuando hablamos sin conocer todos los detalles y sin medir las consecuencias para las personas que tiene lo que digamos. 
  • Cuando se trae a colación en alguna reunión administrativa alguna información de alguna persona sin tomar los recaudos adecuados. 
  • Cuando grupos de hermanos o personas individuales hablan de algún miembro de iglesia como si fuera enemigo o sin actuar como corresponde a una congregación de hermanos. 
Juntas de nombramientos 

Nunca he entendido algunas situaciones que se dan en el contexto de las iglesias. Hermanos que se ofenden cuando no son propuestos para un cargo eclesiástico, otros que se pelean porque alguien ha tomado una responsabilidad que ellos desearían tener, etc. Dios tiene que tener mucha paciencia con los llamados “cristianos” que actúan de una forma horrorosa en la relación con sus hermanos de iglesia.

Aún no supero la impresión que tuve por una familia que conocí que odia a muerte a otra familia de la iglesia simplemente por una discusión de quienes fueron los fundadores de la iglesia, y han pasado décadas, y aunque van a la misma iglesia no se hablan, no se toleran y lo irónico es que se llaman “cristianos”. ¡Qué espectáculo para el mundo! ¡Qué regocijo para el enemigo de Dios!

Varios que me conocen saben que me opongo terminantemente a que cuando una persona va a ser propuesta para un cargo eclesiástico y está presente en la junta de nombramiento respectiva se le pida que salga de la sala. Me parece, simplemente, una falta de respeto y un insulto a la inteligencia. En varias ocasiones en que he estado en esa situación he dicho:

—Si van a hablar a mis espaldas sea bueno o malo, no voy a salir. ¿En qué parte de la Biblia se sostiene dicho criterio?

El supuesto de dicha práctica es para “hablar más tranquilo”. No me imagino a Jesucristo diciéndole a Pedro:

—Por favor Pedro, ¿podrías ir a dar un paseo que tenemos que hablar con los otros discípulos y no queremos que tú escuches? Así hablamos tranquilos.

Esa práctica fomenta el rumor, el chisme, la injuria, la calumnia, y la falta de transparencia. No es lo que sostiene Mateo 18, que cuando se va a hablar de una persona, en todo momento, el individuo es testigo presencial de lo que se habla de él.

Si algo no está bien, la persona debe escucharlo, de sus hermanos, que lo aman y desean lo mejor para él. Si algo está bien, con más razón es preciso que la persona lo oiga, para su crecimiento personal.

Nunca debería decirse nada en la iglesia sin darle a la persona la oportunidad de expresar su punto de vista o de tener la oportunidad de conocer la preocupación honesta de sus hermanos que lo aman. La Biblia es clara:
Pero ahora abandonen también todo esto: enojo, ira, malicia, calumnia y lenguaje obsceno. Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios. (Colosenses 3:8-9).
Es mentira:
  • Cuando se dan informaciones tergiversadas. 
  • Cuando se entregan datos incompletos. 
  • Cuando no se dicen las cosas frente a frente y a quien corresponde. 
  • Cuando se usa la excusa del “avance de la obra” o el cumplimiento de la misión, y se difama a alguien gratuitamente. 
Conclusión 

Muchos, amparados en el precepto bíblico de no llevar a sus hermanos ante tribunales de justicia, se dan el lujo de difamar, emitir juicios, dar impresiones falsas, señalar errores de manera desmedida, difundir rumores, atentar contra la honra de otros individuos, etc. Todos, delitos, que podrían perfectamente ser ventilados en tribunales de justicia, pero ¿qué espectáculo sería para el mundo?

Dios espera que sus hijos actúen como él ha enseñado. Con bondad, honestidad, trasparencia y verdad. Todo otro comportamiento que salga de esos cánones, simplemente, no corresponde al actuar de una persona que dice ser seguidor de Jesucristo, quien nunca utilizó el rumor ni el chisme, de ninguna forma.


27 comentarios:

Verdaderamente, extraordinario mensaje en su totalidad. Y comparto de manera total su concepto en cuanto a la Junta de nombramientos. Dios lo siga bendiciendo y usando para el avance espiritual de cada hijo suyo. Un grande abrazo.

Muy buen articulo pastor. Si me autoriza lo tomo prestado para un sermón

simplemente espectacular, este articulo debiera ser mandado a todas las iglesias, gracias por ser tan claro.

he leido todo el articulo y me quede reflexionando...muchas gracias y si este articulo deberia ser compartido

Creo que el artículo está muy bien escrito, el pastor Nuñez es un pensador extraordinario en mi opinión. Y esperando no ser malinterpretado creo que el contenido no debería impactarnos tanto, en el sentido de que se supone que somos cristianos y deberíamos estar viviendo esta realidad desde hace mucho... aunque se que la historia probablemente es muy diferente.

espectacular pastor me encanto este articulo, super.

Alma gemela en este pensamiento pastor!!!! Cuanta alegria, paz y esperanza me da que haya aun en este mundo gente que lleve la verdad hacia adelante cueste lo que cueste!!! Hacen falta mas lideres con esa claridad y determinacion. Me ocupare de pasarselo a todos los que conozca.

Comparto lo que dice este interesante tema ...pero tambien es complicado porque aveces uno dice las cosas como son a una determinada persona y uno queda como criticon ,que esta juzgando a la persona ,o que se cree perfecto.Lamentablemente hay personas que porque se le dicen las cosas se sienten atacadas u ofendidas solo por el hecho de decirle que esta equivocada en una determinada cosa.Pero a pesar de eso es mejor decir las cosas de frente y si la persona se enoja eso ya no es problema mio sino que de ella con Dios.

Freddy, creo que hay un poco de confusión en tu comprensión del tema. Una cosa es la asertividad, es decir, ser capaz de decir lo que está mal o me parece incorrecto, pero honestamente y sin intención explícita de hacer daño, y otra muy distinta la murmuración, el chisme y el rumor, que a menudo es a mansalva, a espaldas del afectado y de manera impropia. He escrito en otros post sobre ser capaz de decir con claridad lo que está bien o mal, pero siempre a cara descubierta, no como en el rumor, el chisme y la murmuración, que a menudo usa cobárdemente el anonimato o siembra sin medir.

Eso para aclarar y no se confunda una cosa con otra.

Un abrazo

Es muy cierto, muchas veces las personas confunden cuando dicen dar su opinión con respecto en decir las cosas claramente y si a la otra persona no le gusta pues ya dieron su opinión , yo creo q hay maneras de decir las cosas no escudarse en decir yo pienso lo q digo , tenemos q pensar q esa otra persona tiene sentimientos puedo herirla recuerdo que de adolescente había una hermana en la iglesia q nos reprendía y a veces no tenía formas sus palabras herían , entiendo q en parte tenía razón pero lamentablemente hizo q la mayoría de jóvenes q asistíamos en esa congregación optáramos x irnos a otra iglesia ... Muchas veces las personas caemos en el juego del chisme, el rumor, hablamos a espaldas de otras personas no medimos nuestra lengua q es un arma de doble filo pues podemos dañar a muchos tengamos o no tengamos razón , al final no podemos juzgar a nadie pues nadie esta libre de pecado ... hace mucho q deje de asistir a la iglesia x diversos motivos, pero a pesar del tiempo aun conservo muchos principios q me inculcaron en el colegio adventista y en la Iglesia

Si continuamos asi.. de aqui a poco ya no seremos Iglesia ja,ja,ja..

Pastor: pos su puesto que esta claro para mi la palabra chisme = hablar a espaldas de una persona independientemente si es cierto o no lo que se esta diciendo. Y otra cosa muy distinta es decirle a un hermano en su cara que esta en un error en alguna determinada situación o postura. El problema es que no todos reaccionan bien a veces a las palabras (aunque estén bien dichas ,con tacto),producto del orgullo ,sobervia …o porque tienen un determinado cargo jerárquico no aceptan que un hermano les diga que están equivocados. Quien eres tu ? yo soy mayor que tu..tengo tantos años en la iglesia ….soy anciano…soy extc bla bla…es lamentable esa actitud no es la de un cristiano con el carácter de Jesús .Un abrazo pastor.
Sandra. Si usted tiene razón en parte ya que lamentablemente hay personas que no saben decir las cosas ..yo pienso que hay que ser franco y decir las cosas a la cara pero con tacto y delicadeza …pero decir las cosas pan pan vino vino no significa Juzgar como usted dice ..ahi discrepo con usted…ya que no se trata de juzgar sino que tratar de enrielar a un hermano cuando esta en un error…mismo a veces uno mismo puede estar en un error ya que no somos perfectos. Es lamentable su decisión de no asistir mas a la iglesia porque no hay que buscar la perfección el único ejemplo digno de seguir e imitar es Jesús la iglesia es un hospital donde acuden los enfermos espirituales y no porque seamos adventistas vamos a ser perfectos …eso es lamentable porque los de afuera están pendientes de cualquier error nuestro para actuar como los fariseos …y que le dijo Jesús a los fariseos ? Dios no tiene la culpa de los errores de las personas y si yo voy a la iglesia voy a aprender mas de Dios ( Dios dejo la iglesia para que asistamos y nos congreguemos como la Biblia lo dice) y no a mirar ni criticar a los hermanos porque son tan imperfectos como yo …eso no es justificación ante los ojos de Dios ampararse en los defectos de los hermanos para alejarse de la iglesia. Dios va a sanar a los que quieren sanarse en su hospital y no va a sanar a los que no van a su hospital.Saludos.

Hola buen dia Freddy no me retire de la iglesia x ninguno de esos motivos , en si en realidad ni yo misma se xq deje de asistir tengo mil disculpas ...solo se que fue justo en una etapa de rebeldia tenia 16 anos desde que naci fui adventista , estudie en un colegio adventista y mi mundo giro siempre en la iglesia, un buen dia el colegio acabo y empeze a frecuentar otro tipo de amistades, diferentes a las que habia conocido, empeze a estudiar los sabados y poco a poco fui buscando excusas ya que era un ambiente nuevo y me sentia rara aunque igual hasta el dia de hoy me siento asi jiji ..muchas veces lo atribuia xq mi mama me obligaba a ir cuando yo le decia hoy no quiero ir y siempre fui de la opinion que para ir a la iglesia debes hacerlo de corazon ...ahora mis pretextos son otros pero yo creo que era xq tenia poca Fe

Me encanta todo lo que me reta a realizar una mirada introspectiva y me hace tomar la decisión de dar un giro de 180º. Este artículo lo ha logrado. Son formas erróneas adoptadas desde que uno era un simple niño, y las ve, luego las hace y considera que "por el avance de la obra" no debe callar. Cuando, en realidad, actuamos horriblemente; y no lo sentimos así hasta que no lo experimentamos en carne propia. Gracias pastor, como siempre, gracias.

justo otra persona me pasó el mismo texto por mail... muy bueno

muy interesante.. me gustó.. gracias por compartirlo..

EXCELENTE TEXTO DICE TODA LA VERDAD OJALA Y TODAS LAS IGLESIAS PONGAN EN PRACTICA EL MENSAJE FINAL DEL TEXTO NECESITAMOS UN CAMBIO GENERAL DIOS NOS AYUDE AMEN

Que texto mas biene redactado. Yo siempre pienso un poco fuera de la caja con respecto a lo que s la iglesia y mi relacion con Dios. Por fin encontre alguien que supo expresar mi mismo pensar.. a mi tambien me disgusta todo eso...pero mucho.
Quisera que todos nosotros fueramos (si es que amamos a nuestro Senor) como El con corazon humildes y contritos...q el Senor nos de un corazon lleno de piedad y tolerancia hacia los que son mas debiles que nosotros. Que nos comamos los uno entre los otros como veo que pasa mas frequente de lo que imaginamos...es un espiritu de CRITICA muy grande..y recalco..las criticas son buenas siempre y cuando sean contructivas . Oh pero este hermano que escribio supe expresar muy bien lo que esta ocurriendo actualmente.. DIOS SOLO PIDE DE NOSOTROS QUE LE AMEMOS CON TODO EL CORAZON, EL ALMA, Y LA MENTE. SOLO PIDE CONTRICCION DE ESPIRITU Y HUMILDAD PARA QUE PODAMOS SER RECEPTIVOS Y GOZOSOS DEL MOLDE QUE EL QUIERE HACER EN NOSOTROS...PERO ESO SOLO LO SABE EL..Y EL LO DEJO ESCRITO....HUMILDADD Y CONTTRICCION DE ESPIRITU!

IMPRESIONANTE, ES LO QUE SIEMPRE HE PENSADO EN CUANTO A LAS JUNTAS DE LA IGLESIA, EXCELENTE.

es algo que debe llamar la atencion pastor me gusto mucho ya que las iglesias en vez de poner atencion a Dios ponen atencion a chismes

GRacias pastor!!! Debiera compartirlo en una Asamblea de Pastores!!

GENIAL HACE MUCHO BIEN ESTE ARTICULO NO SOLO PARA MIS HERMANOS Y HERMANAS SINO PARA MI AMBIENTE DE TRABAJO.

DIOS LO BENDIGA PASTOR CUIDENSE

Muy buen comentario Pastor. Algunos bajo el nombre de Cristiano hieren a otros. Como dijo el Pastor Bullon: "no se preocupen de la mantener una buena opinion de la Iglesia, eso es tarea del Se~or." Dejemos de juzgar! Dejemos de criticar!

Pastor al leer su articulo se entiende y es claro ya que habla atravez de la biblia, yo tengo poco de asistir a una iglesia cristiana bautizta pero busque este articulo porque en este momento me siento enojada y decepcionada si de por si tiene uno problemas en la vida diaria entonces que caso tiene asistir a una Iglesia para ser mejor persona si encuentras que es peor que estar en el mundo realmente creó que todo eso es muy complicado y solo porque mi hija se esta entregando mucho a DIOS pero me cuesta trabajo pensar en ir a la Iglesia este Domingo y ser todo tan raro incomodo y complicado nose ayudeme!

Yo soy otra nueva oveja que está decepcionada y herida por el comportamiento de personas en la iglesia esepcialmente de mis líderes, quienes se la pasan juzgando mi forma de ser, en lugar de exhortarme a crecer en la fe. No sé, es demasiado, uno no puede decir nada que ve que está mal porque les da por decirte que tú no sabes nada de eso, porque apenas eres nuevo, que lo que lees en la palabra no es como tu lo crees y lees... los cazas en un chisme y se lo dices de manera educada y te dicen que el chismoso es el otro, que hay un espíritu de chisme regado, pero que ellos no lo tienen, que son los demás... les pide explicacaciones por qué determinadas actuaciones egoistas y excluyentes y no te quieren decir nada, simplemente que ellos todo se lo dejan a Dios, y así hasta que los problemas no lo resuelven, se vuelven un globo que se infla e infla y algún día explota, y cuando explota salen y dicen que es obra del demonio que se ha levantado como río y está afectando a los nuevos convertidos... te suben la voz o te hacen cosas desagradables cuando saben que nadie más les ve, pero delante de los demás se hacen los corderitos más inocetes... ante las realidades voltean la cara y te dicen que un cristiano no puede estarse preocpando por cosas que no sean de Dios, que eso es del mundo, así sea un probema o un asunto en el que sí ellos participan podrían hacer bien... Si alguien se equivoca, lo excluyen, rechazan y echan a correr el chisme en la congregación, y luego se ofenden si esa persona se molesta y les dice las cosas de frente y cómo son... si un discípulo le cueta a su líder alg muy personal, el líder sala corriendo a contarselo a su líder superior, con la excusa de que su superior todo lo tiene que saber y así va la cosa hasta que el líder superior se aprovecha de eso para tirar puntas y fastidiar al discípulo, luego el líder que traicinó la confianza del discípulo no da la cara y dice que eso es lo normal, que el que actúa anormal es el discípulo... Si faltas un domingo, la intención no es de ayudar a las persons, sino recrimnarles y asegurarles que el único sitio de bendición es la iglesia y que si no está allí no puede tener comunión con Dios...Y uno señala que esto no está bien, que son errores, que eso hay que corregirlo, entonces uno pasa a ser el problemático, el rebelde acivo y pasivo, la cabra o la mala hierba que no encaja, sólo por negarse a chismear tras los otros, por decirle a cada quien lo que le corresponde, en tono respetuoso, pero decirlo sincera y honestamente... Dios, es una muy dura prueba, no me esperé jamás que en la casa de Dios hubiesen tantas personas sin apropiarse de la palabra realmente, sin vivirla, sin ponerla en práctica en sus vidas... y perdono, sí, perdono, sólo que es bueno ser manso, pero no menso!!!

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son importantes, opina por favor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More